Mal que nos pese, ciertos estereotipos asociados a los distintos géneros siguen siendo inmutables en pleno 2016. Lo usual, al ojear un catálogo de juguetes, es toparse con páginas rosas repletas de muñecas, cocinas y sets de limpieza en miniatura para, hojas después, toparnos con sets de construcción, coches de policía y muñecos soldado en páginas de color azul. Por ello, cualquier movimiento o iniciativa que intente luchar contra lo establecido, a este respecto, es más que loable.

Sorprende, eso sí, que sea en un anuncio de coches donde veamos ese intento por romper con los tópicos y limitaciones por género. Al igual que los anuncios de colonia suelen tener un perfil muy semejante (encuentros románticos y/o sexuales entre hombre y mujer, en su mayoría), los coches no suelen salirse de los típicos planos preciosistas del vehículo en cuestión y, dependiendo de la marca y el modelo, un registro más urbano u otro más montañoso o silvestre.

Nos alejamos de estereotipos, se apuesta por la animación como medio y los juguetes como protagonistas (llegando así a los más pequeños de la casa) y se giran las tornas habituales, empoderando la parte femenina representada por esa muñeca que nos recuerda a la típica Barbie. Todo ello sin caer en la lección moral fácil ni en un exceso de moralina o ñoñería. 'La muñeca que eligió conducir' es uno de los mejores anuncios de los últimos tiempos y, sobre todo, es un anuncio para todo el mundo.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.