Nadie está pagando por el servicio de suscripción de YouTube Red. De los 1,5 millones de usuarios activos, un millón están el período promocional, y el otro medio millón se reparten entre cuentas de creadores de contenidos, empleados y amigos y un pequeño reducto de usuarios que pagan por el servicio. Los prometedores contenidos propios de YouTube Red no terminan por llegar, y las críticas iniciales de la comunidad ante el pago por el servicio sirvieron para poner la primera piedra en su tumba.

Nadie está pagando por YouTube Red, y el problema es que nadie quiere pagar. La comunidad no tiene alicientes para ello: el edén sin publicidad es fácilmente salvable con aplicaciones de terceros y bloqueadores de contenido, la función de reproducir contenido en segundo plano está disponible en un buen número de apps compatibles con YouTube, y el añadido de la suscripción de Google Pay Music... bueno, el número de usuario del servicio de música de Google es tan reducido que Google ni siquiera provee números oficiales, pese a que sobre el papel ofrece algunas ventajas adicionales a las que ofrecen Spotify o Apple Music.

Por otro lado, YouTube Gaming, que iba a ser la evolución del servicio que vio nacer a los YouTubers, bueno...

tw-youtube-red

Si hacemos un repaso a YouTube Red, lo cierto es que llegó poco y vacío. En primer lugar, YouTube no es Netflix. Parte del contenido disponible no justifica un pago por suscripción en ninguna de las situaciones imaginables. El público objetivo mayoritario, es decir, aquellos que están dispuestos a pagar una suscripción por sus YouTubers favoritos, están en una franja de edad que no les permite pagar una suscripción que asciende a los 10 dólares diarios por contenido especial de sus creadores.

Y en el mismo sentido, los creadores de contenidos no tiene incentivos para generar contenidos en YouTube Red por la sencilla razón de que, tal como están montado el sistema, sólo beneficia a los más populares, a esos cuyo número de suscriptores supera los 4 millones de media; justo los mismos cuyo público, como decíamos anteriormente, no están dispuestos a pagar por una suscripción o no tienen medios para hacerlo.

piw-yt-red

De hecho, el mantra de que la gente no quiere pagar por contenido es falso. Y es falso también que la gente no quiera pagar por contenido en YouTube. Patreon y muchos de sus creadores viven generando contenido para YouTube por el que la gente paga una suscripción. Una suscripción mínima y voluntaria por contenido que es gratis para el resto de la gente. Y el problema vuelve a ser el mismo: no existen incentivos suficientes como para que el grueso de usuarios activos de YouTube pague por un servicio de forma recurrente:

Top Patreon Creators
Top Patreon Creators

La plataforma de Google, como servicio de vídeos, no tiene comparación. Ni en volumen ni en comunidad. Pero números abultados no implica la modificación de patrones de consumo de la noche a la mañana, de un cambio total hacia la forma contraria al modelo que ha hecho popular a la misma plataforma.

Google no ha incluido un servicio de suscripción en YouTube porque lo necesite a día de hoy, lo ha hecho ante un futuro en el que el anuncio en Internet será residual en términos de ingresos por volumen. Un forma de preparar el terreno hacia el cambio de modelo de negocio que ha reinado en Internet.

Twitch puede ser un buen ejemplo a seguir. Sí, es cierto que es un nicho. Un nicho que ha demostrado que el sistema de donaciones y suscripciones a un creador de contenido funciona de forma más o menos estable, pero que desde luego no es un sistema de suscripción general.

La primera serie de YouTube Red llegará a mediados de mes, veremos entonces si la tendencia se mantiene o termina relegado a un plano residual igual que el de YouTube Gaming. Solo el tiempo lo dirá, pero de momento, la situación pinta en bastos.

👇 Más en Hipertextual