El contenido sexual **siempre ha causado episodios polémicos en la industria del entretenimiento.** El más reciente episodio tiene como protagonistas a Sony, Ubisoft y un jugador afortunado que tuvo acceso anticipado a Watch Dogs 2, uno de los videojuegos desarrollados por Ubisoft de cara a la campaña navideña.

El jugador observó cómo **Ubisoft renderizó los órganos sexuales de las mujeres y los hombres en la nueva entrega de la serie Watch Dogs 2**. Ante este hecho, tomó una captura de pantalla y la compartió en redes sociales mediante el botón *share* de los sistemas Sony PlayStation 4.

Horas más tarde, el usuario recibió en su bandeja de entrada una notificación del equipo de Sony en la que se le informaba sobre **la suspensión temporal (una semana) de su cuenta de PlayStation Network** por compartir contenidos sexuales, algo prohibido en los términos de uso del servicio.

La calificación PEGI +18 del videojuego Watch Dogs 2 permite a su desarrollador incluir contenidos sexuales como los capturados por el jugador. En cambio, **Sony, en sus términos de uso, prohibe este tipo de contenidos a través de PlayStation Network**. Una contradicción que abrirá un amplio debate entre los jugadores de este nuevo videojuego —y los futuros—.

Desde Hipertextual **hemos contactado con Sony** para obtener declaraciones oficiales al respecto. Actualizaremos este texto con la respuesta oficial de la compañía.