Es un hecho constatado que ciertos sectores y ocupaciones son más peligrosos que otros, sin embargo, normalmente nos imaginamos que por defecto los peores han de ser profesiones como las de policía o militar. Efectivamente estas dos conllevan amplios riesgos, pero nos estamos olvidando de otras más comunes que son casi igual de arriesgadas o, al menos, están dando resultados peores. Veamos cuales son en realidad los trabajos más peligrosos:

Agricultura

Photo by Chad Stembridge.

Sí, la Organización Internacional del Trabajo reconoce el carácter particularmente peligroso del trabajo agrícola en su Convenio sobre la seguridad y la salud en la agricultura núm. 184. Según estimaciones de la OIT, al menos 170.000 trabajadores agrícolas mueren en el lugar de trabajo cada año. Esto significa que los trabajadores de la agricultura corren el doble de riesgo de morir en el trabajo que los de otros sectores.

Claro, es en parte por la gran cantidad de personas que trabajan en el sector, alrededor de 1.300 millones de trabajadores en todo el mundo, lo que representa la mitad de la fuerza de trabajo mundial, y pone la estadística claramente en su contra pues, si bien siendo bombero tienes altas probabilidades de morir, hay muchos menos bomberos que agricultores.

Parece ser que las razones más comunes son accidentes de trabajo con maquinaria o envenenamiento con pesticidas u otros productos agroquímicos. También hay datos sobre un subsector más específico que ha saltado las alarmas: parece que sólo de leñador y sólo en los EU., donde las medidas de seguridad son de las más estrictas del mundo, ostentan alrededor de 104 muertes por aplastamiento de árbol por cada 100 mil trabajadores.

Economía informal

La Organización Internacional del Trabajo hace constar su preocupación por los trabajadores de la economía informal que "trabajan a menudo en las condiciones, las circunstancias y los empleos más peligrosos en todos los sectores". El problema con esta categoría es lo amplia que es. Peca de obvia, pero tiene que estar. Por lo general, las unidades del sector informal son de pequeña escala, emplean principalmente a trabajadores no salariales y no sindicados en procesos y acuerdos de trabajo precarios, generalmente no regulados ni registrados, que se encuentran al margen de la reglamentación y el control del Estado. El problema es que esto puede ir desde una cocinera sin contrato hasta un vendedor de armas de fuego.

"La economía informal o irregular forma parte de la economía sumergida al lado de las actividades económicas ilegales (por ejemplo, la facturación falsa o falseada, el tráfico de drogas, el tráfico de armas, la prostitución, el blanqueo de capitales, el crimen organizado y el terrorismo)".

Construcción

Es uno de los mayores sectores industriales y representa un gran porcentaje del PIB tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo, pero en cifras, al menos 108.000 trabajadores mueren en el lugar de trabajo cada año, una cifra que representa alrededor del 30% de todas las lesiones mortales de trabajo en el mundo.

Datos de diversos países industrializados muestran que los trabajadores de la construcción tienen una probabilidad entre 3 y 4 veces mayor de morir a causa de accidentes, y en el mundo en desarrollo, los riesgos asociados se disparan hasta ser de 3 a 6 veces mayores.

Muchos más trabajadores sufren y mueren a causa de enfermedades profesionales derivadas de haber estado expuestos a sustancias peligrosas como el asbesto que a riesgos en el ejercicio laboral, pero la más común en el ejercicio es la caída desde las alturas.

Minería

Aunque en los últimos tiempos ha descendido mucho su práctica y ya sólo representa el 1 por ciento de la fuerza de trabajo mundial, en la minería se dan alrededor del 8 por ciento de los accidentes mortales del trabajo. No existen datos fiables sobre el número de lesiones, principalmente porque donde más se practica es en países subdesarrollados, de forma no regalada y en explotaciones pequeñas, que exportan las materias primas a través de intermediarios.

De todas formas, son considerables los accidentes en el ejercicio y también el número de trabajadores afectados por enfermedades profesionales discapacitantes como la neumoconiosis, la pérdida de la audición y los efectos de las vibraciones.

Las tasas de accidentes en las minas de pequeña escala son habitualmente 6 o 7 veces más altas que en las operaciones de mayor escala, incluso en los países industrializados. Un problema especial es el empleo de niños en países en vías de desarrollo.

El desguace de buques

CC National Geographic.
Es una de las ocupaciones más peligrosas que existen, con unos niveles inaceptablemente elevados de muertes, lesiones y enfermedades relacionadas.

Además, el desguace de buques es una industria altamente contaminante. Grandes cantidades de sustancias cancerígenas y tóxicas (PCB, PVC, PAH, OTC, mercurio, plomo, isocianatos, ácido sulfúrico, etc.) no sólo intoxican a los trabajadores, sino que también se vierten en el suelo y en las aguas costeras.

La flota mundial de buques es de unas 90.000 embarcaciones, y la vida media de un buque es de 20-25 años. El número medio de grandes buques que se desguazan cada año oscila entre los 500 y los 700, pero si se tienen en cuenta los buques de todos los tamaños este número puede ascender hasta 3.000. El noventa por ciento de los desguaces de buques que se realizan en el mundo tienen lugar en Bangladesh, China, India, Pakistán y Turquía, donde, como podrán imaginar, las cifras no son fáciles de contabilizar. No obstante, National Geographic publicó un reportaje sobre los desguazadores de barcos de Bangladesh, que no tienes desperdicio y muestra clara y duramente, lo terrible que puede ser este oficio.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.