Un terremoto de 7.2 ha sacudido la costa del Pacífico en el Salvador, Honduras y Nicaragua, y ha provocado la alarma por tsunami.

El movimiento telúrico tuvo su origen frente a las costas de Usulután, a 100 kilómetros de la capital salvadoreña y a 33 kilómetros de profundidad. En Nicaragua, azotó las costas de Jiquilillo, a menos de 200 kilómetros de Managua.

Las autoridades han informado que todavía no tienen un reporte de los daños causados por el terremoto.

Nicaragua también está en alerta por el huracán Otto, que alcanza vientos de 175 kilómetros por hora y tocó las tierras caribeñas del país una hora antes del terremoto.

"Ante la emergencia nacional generada por el huracán Otto, y por el terremoto que acaba de impactar en nuestras costas, y con consecuencias impredecibles, se declara estado de emergencia nacional en todo el país", dijo la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo.

La ministra salvadoreña de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl, afirmó a través de Twitter que se han registrado al menos cinco réplicas de magnitudes 4 y 5 en la zona del epicentro y ha pedido a la población que mantenga la calma.