Arrepentirse de ser madre parece un asunto impensable, escandaloso, amoral; incluso contra natura. Pero Orna Donath, socióloga israelí, ha puesto luz en un tema del que poco o nada se habla y que discutirlo públicamente aún es visto con bastante recelo. Su libro, Madres Arrepentidas, una mirada radical a la maternidad y sus falacias sociales, publicado hace poco en español, es un material necesario para entender a la maternidad bajo un escrutinio que toma distancia de los roles de género y la ubica como una decisión que las mujeres pocas veces toman conscientemente.

Orna nos introduce al estudio que realizó con varias mujeres que se declaran arrepentidas de ser madres. Sus testimonios van dejando evidencia de que la maternidad es vista socialmente como un "paso natural" en la vida de las mujeres y que decidir sobre si tener hijos o no sigue siendo un asunto que confronta las expectativas familiares y sociales; pero si bien esto último, el derecho de la mujer de decidir si tener hijos o no y cuántos, se comienza a discutir públicamente (aún con las posiciones radicales de los grupos tradicionalistas), el asunto se complica para las mujeres que ya son madres y están arrepentidas, pues este tema es tabú casi en cualquier sociedad (por no hacer una generalización).

"Conocer los diversos caminos que han llevado a las mujeres a la maternidad debe ser el punto de partida para estudiar el arrepentimiento."

Orna explica que el arrepentimiento no debe ser visto como un simple agotamiento o un estado en el que la mujer solo debe esforzarse más para superar ese sentimiento: "si personalizamos el arrepentimiento como una incapacidad propia para adaptarse a la maternidad (...) seguiremos ajenos al modo en que numerosas sociedades occidentales tratan a las mujeres".

Esto último es tratado con gran amplitud en el estudio de esta joven socióloga israelí que encontró su motivación para realizar este trabajo a partir de la condena de su madre de "te vas a arrepentir" cuando ella expresó no querer ser "madre de nadie". Orna nos explica cómo las sociedades abordan el tema de la "feminidad", "la maternidad" y las versiones "permitidas" de ser mujer. Resulta un texto revelador no solo para las madres arrepentidas, sino para cualquier mujer debido a su estudio amplio e iluminador en cuestión de los roles de género y las expectativas sociales hacia la mujer en las que las "oportunidades" de desarrollo son más bien una falacia impuesta y no un abanico de caminos que las mujeres pueden tomar libremente.

madres-arrepentidas

Los testimonios de las mujeres arrepentidas de ser madres que Orna entrevistó para su estudio son dolorosas declaraciones principalmente para ellas mismas, así como para cualquier mujer que se cuestione lo establecido y aceptado con respecto a su "género". Las respuestas de estas mujeres expresan la imposición social, familiar y de los sistemas económicos que tratan a las mujeres como ciudadanos de segunda clase, y, en todo caso, si se reconoce que la mujer puede desarrollarse en otros ámbitos como el profesional, tendrá que hacerlo a la par de su papel como mujer-madre ("supermamás").

Por otro lado, el tema de las madres arrepentidas es un recordatorio de los muchos temas que deben discutirse, es decir, ¿cómo llegamos a esto? El arrepentimiento está condicionado por un acto que nos gustaría no haber hecho, pero también se relaciona con la capacidad para resarcir el daño. Sin embargo, las mujeres arrepentidas de ser madres que dejaron su testimonio en este libro, expresan su reiteradamente que de haber conocido el espectro completo que implica la maternidad (y no un paso natural en la vida de las mujeres) podrían haber tomado verdaderamente una decisión para sí.

Ahora bien, las mujeres arrepentidas de ser madres expresan en todo momento que no hay tal cosa como "volver atrás" en sus casos. Esto porque suceden dos cosas: están arrepentidas de ser madres pero aman a sus hijos. Este es otro aspecto importantísimo en el texto; el concepto madres arrepentidas puede equipararse de inmediato con "malas madres", "madres despóticas", "madres defectuosas" o "madres sin amor". Muy pronto Orna nos abre los ojos para diferenciar claramente cada uno de estos conceptos y quedarnos con una lectura alejada de las falacias sociales.

Madres Arrepentidas un libro necesario porque es un material imprescindible para comenzar a entender y discutir sobre este tema tabú, tanto como si se es mujer u hombre, como si se es madre o no se quiere ser madre de nadie. Es un libro que pone luz en las falacias sociales más recalcitrantes y repetidas como verdades absolutas a las que están sujetas las mujeres. Y es que solo cuestionando estas "verdades" podremos avanzar en temas esenciales para alcanzar el verdadero desarrollo de las mujeres.