En septiembre, Google presentó oficialmente el sistema Google Neural Machine Translation, que utilizaba deep learning para producir mejores traducciones entre diferentes lenguajes. Inicialmente, dicho sistema permitía traducciones entre chino e inglés, expandiéndose de forma progresiva a los más de 103 lenguajes que actualmente soporta Google Translate.

En ese proceso de expansión, el sistema Google Neural Machine Translation utiliza un sistema conocido como Zero-Shot Translation, que facilita el proceso de expansión hacia los más de 100 lenguajes soportados por Google Translate.

Con este nuevo método, el sistema Google Neural Machine Translation puede traducir entre dos idiomas diferentes sin establecer previamente una conexión directa entre ambos. De esta forma, si el sistema es capaz de traducir entre castellano e inglés y entre inglés y coreano, también será capaz de traducir entre el castellano y el coreano sin necesidad de "enseñarle" cómo hacerlo.

Google Neural Machine ha desarrollado su propio lenguaje interno para acelerar las traduccionesPero lo verdaderamente especial de este nuevo sistema es que Google Neural Machine Translation no utiliza el inglés como un "puente" para traducir entre castellano y coreano. En su lugar, las redes neuronales del sistema son capaces de establecer conexiones entre conceptos y palabras que no han sido relacionadas por sus programadores.

El sistema de Google, por lo tanto, produce un lenguaje propio de forma interna empleado para representar diferentes conceptos y, posteriormente, utilizarlo como nexo entre los diferentes lenguajes. Un avance en inteligencia artificial que sorprendió incluso a los responsables de Google.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.