El último capítulo en la historia de Saturno está a punto de ser escrito. Cassini, la sonda que la NASA lanzó al espacio en octubre de 1997, afronta su gran final. El próximo 30 de noviembre, la nave comenzará a sobrevolar más cerca que nunca los anillos del planeta. Cuando complete las veintidós órbitas, Cassini se precipitará hacia la densa atmósfera de Saturno. Su último viaje hará que la sonda se incendie como si fuera un meteorito. Pero todavía faltan diez meses para eso ocurra.

Desde que Cassini llegó a Saturno en 2004, la nave no había explorado los anillos del planeta tan de cerca como lo hará a partir de ahora. Entre el 30 de noviembre y el 22 de abril, la sonda se aproximará a los polos y los anillos de Saturno sumergiéndose en veintidós ocasiones. Cada inmersión, que durará aproximadamente una semana, servirá para que Cassini obtenga las imágenes más detalladas de los anillos y determine la composición gaseosa de estas regiones.

La misión permitirá fotografiar los anillos de Saturno con una resolución de un kilómetro por píxel, para así reconstruir con nitidez su estructura y composición. Durante sus inmersiones, Cassini sobrevolará Saturno a solo 90.000 kilómetros de las nubes más altas que cubren el planeta. A partir de abril, la sonda se sumergirá a algo más de 1.600 kilómetros para explorar el sexto planeta del sistema solar.

Cassini
NASA (Wikimedia)

Para lograr completar con éxito estas inmersiones, los ingenieros de la NASA han cambiado la órbita de la nave para aumentar su inclinación con respecto al ecuador y los anillos de Saturno. Aprovechando el empujón gravitatorio de Titán, Cassini comenzará a sumergirse más cerca que nunca del planeta que lleva estudiando desde hace algo más de una década. Durante estos años, la misión ha revelado la existencia de un océano en Encédalo y un mar en Titán, además de ofrecer nuevos detalles sobre los anillos y lunas de Saturno.

La NASA prepara las etapas finales de Cassini sobrevolando el segundo planeta más grande del sistema solar. Con este atrevido conjunto de órbitas alrededor de Saturno, los científicos esperan conseguir más información acerca de los anillos principales del planeta. Este mundo es el único conocido hasta la fecha que cuenta con este tipo de estructuras visibles desde la Tierra. Su composición y disposición siguen siendo un enigma para los investigadores, desde que Galileo Galilei observara por primera vez sus anillos en 1610.

👇 Más en Hipertextual