Elon Musk presentando el Tesla Model X

Mientras el mercado sigue expectante para comprobar si las inversiones de Tesla en los últimos trimestres generan aire suficiente para que la compañía pueda poner en el mercado los Tesla Model 3 ya reservados, lo cierto es que las cifras de la compañía, al menos en términos unidades vendidas, son buenas. Algo que, echando un vistazo a las cuentas, no quiere decir que la compañía no tenga grandes necesidades de capital para poner en marcha el ambicioso plan de Elon Musk, y más tras la compra de SolarCity.

Pero, en términos brutos, Tesla ha sido capaz de entregar a los clientes, en los últimos tres meses, 24500 vehículos, casi un 70% más que el trimestre anterior, en términos agregados de todo su catálogo. De forma desagregada, Tesla ha sacado y vendido en este trimestre 15.800 Model S y 8700 Model X de una producción total de 25.185. En términos de y-o-y, esta cifra supone un crecimiento del 111% respecto a 2015.

Eso sí, aunque estas cifras supongan un repunte para los números de las compañía, no está del todo claro que el programa de arrendamiento propio de Tesla, que desde agosto ofrece un modelo de leasing por un precio de cerca de 600 dólares al mes por dos años, haya tenido este trimestre un impacto significativo dentro del agregado de coches entregados este trimestre. Un trimestre sin duda salpicado por los accidentes del autopilot.

De momento, la compañía espera repetir estas cifras en el cuarto trimestre del año, una marca complicada si tenemos en cuenta que se trata del más corto del año fiscal de la compañía, para el que Tesla pretende entregar, junto con las cifras de este trimestre, un total de 50.000 vehículos para esta segunda mitad de 2016.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.