Snapchat

Snap, Inc el nuevo nombre legal de Snapchat, saldrá a bolsa en unos meses con la esperanza de recaudar unos 4.000 millones de dólares. La compañía que tardó años en popularizar el vídeo efímero y que puso el vídeo en vertical a la altura del vídeo horizontal cree que ha llegado el momento de dejar de depender de inversores privados.

Salir a bolsa es un proceso delicado y que puede durar trimestres, incluso años. Encontrar socios financieros, pasar estrictas regulaciones y reestructurar las bases de una empresa de alto crecimiento como Snap es complicado. Evan Spiegel, su co-fundador y CEO, lo habrá pensado una y mil veces. Y aún así, podría ser un error.

Incluso obviando las continuadas voces de alarma que gritan burbuja en el sector financiero y emprendedor, aupado por el avance de la tecnología móvil y unos tipos de interés bajísimos en otros sectores, 2017 podría ser un año complicado para Spiegel. Y su problema tiene nombre y apellidos: Mark Zuckerberg.

Spiegel y Zuckerberg no son precisamente los mejores amigos. Como Bill Gates en los 90, Zuckerberg normalmente consigue lo que quiere, y quiere Snapchat. Después de que Snapchat rechazara una oferta de 3.000 millones, Facebook desplegó un plan específicamente anti-Snapchat. Un ataque desde múltiples ángulos y sin importar el coste. Facebook sigue creciendo su negocio principal cada trimestre a buen ritmo, pero necesita de una constelación creciente de servicios a su alrededor para no perder el instinto depredador: WhatsApp, Messenger, Instagram y Oculus.

Primero metiendo los dedos con un par de clones. Facebook Slingshot se centraba en el apartado efímero. Llegó como vino, irrelevante. Algo muy raro en un producto de Facebook. Luego el ataque fue a más y a más. Snapchat implementa los filtros, Facebook compra MSQRD. Snapchat lanza Stories y meses después Facebook crea Instagram Stories.

El lento pero seguro desarrollo de Instagram ha pisado el acelerador. Instagram Stories ya tiene más de 100 millones de usuarios activos cada día, dentro de los más de 500 millones que usan Instagram cada mes. En dos meses Zuckerberg y amigos han conseguido dos tercios de la tracción que Snapchat en seis años, que cuenta con 150 millones de usuarios activos diarios.

Snapchat no es para todos. Pero hasta hoy la mayoría de su plataforma está replicada dentro de Instagram. Los usuarios tanto comunes como los pros están viendo ya como más gente ve sus vídeos en Instagram. En unos meses podríamos ver el sorpasso de las Stories clonadas a las originales.

No solo Instagram. Facebook Messenger añadió Messenger Day, una nueva función en Messenger, el ultra-popular servicio de mensajería instantánea con unos estimados 5-6 veces más usuarios diarios que Snapchat. Cuando los usuarios ven satisfechas características así en sistemas mucho más utilizados ¿qué motivos tendrán para saltar a Snapchat?

Hay un mercado de gente joven que busca "escapar" de sus padres y gente mayor. Aunque una forma de escape es ir a donde solo hay gente joven —principalmente Snapchat sigue siendo una cosa para menores de 25 años— otros optan por crearse segundas y terceras cuentas privadas de Instagram que solo determinados círculos sociales conocen.

Si Snapchat pasa a ser el “segundo mayor Snapchat” del mercado, y Spiegel no tiene nada más en su manga, la IPO podría venir en un terrible momento para Snap, Inc. Tras un tirón inicial, $SNAP podría ser el nuevo $TWTR en el NASDAQ. Una salida a bolsa que llegase justo cuando empieza a achacar problemas de crecimiento.