Esta mañana, la agencia de noticias coreana Yonhap reportaba que Samsung suspendería la producción y venta de los Galaxy Note 7 que reemplazaban y solucionaban un fallo que hacía que en ciertos casos explote. Lamentablemente estos modelos también presentan el mismo fallo, con varios reportes de incendios en Estados Unidos y Taiwan.

Ahora Samsung, por medio de un comunicado, confirma la suspensión de la producción y la venta del Note 7, al menos mientras se lleva a cabo una investigación que determine las causas de que los smartphones, aún siendo los de reemplazo, sigan explotando.

El comunicado:

Estamos trabajando con los organismos reguladores pertinentes para investigar los casos reportados recientemente sobre Samsung Galaxy Note7. Debido a que la seguridad de los consumidores sigue siendo nuestra máxima prioridad, Samsung pide a todos los distribuidores y retailers a nivel mundial que detengan las ventas y el programa de sustitución de Galaxy Note7 mientras la investigación se lleva a cabo.
 Continuamos con nuestro compromiso de trabajar con las autoridades reguladoras y poder tomar todas las medidas necesarias para resolver la situación. Los consumidores, ya sea los que posean un Galaxy Note7 original o una unidad que haya sido sustituida, deben apagar y dejar de usar el dispositivo y acogerse a las soluciones disponibles.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.