Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte la mejor experiencia y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias de navegación. Si sigues navegando consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

Microsoft abandona su wearable

Por el 4 de octubre de 2016, 11:19

Microsoft confirma que no habrá Band 3 y empieza a retirar del mercado la Band 2 y su kit de desarrollo.

Microsoft abandona su wearable
Imagen: Microsoft

Microsoft está replantando muchas de sus divisiones en beneficio del ecosistema. Lo cierto es que la compañía ha hecho un excelente trabajo en adoptar una experiencia unificada entre el móvil, la Xbox y el PC. Es cierto que su división de móviles no está pasando por su mejor momento, y las licencia a terminales de terceros no han terminado por despuntar en el mercado, tampoco en el corporativo.

Ahora, parece que todas las señales indican que Microsoft quiere enfocarse aún más en lo que sabe hacer bien (que es bastante) y la compañía ha confirmado que su pulsera cuantificadora, Microsoft Band, no recibirá una tercera versión, eliminando del mercado este dispositivo de forma paulatina para centrar todos sus esfuerzos en la división de Microsoft Health, pero sin el lastre que supone este dispositivo de hardware que ha quedado relegado a un puesto de nicho en el mercado (como la mayoría de este tipo de pulseras). Un mercado en el que incluso la dominancia de los smartwatches es cada vez más relativa.

De momento, la Microsoft Band 2 sigue estando disponible en algunas tiendas, pero lo cierto es que poco a poco la compañía está retirando el inventario disponible al público para la venta. En cierta forma, esto no hace más que confirmar la retirada de Microsoft del mercado de wearables para enfocar todos sus esfuerzos en dar profundidad y potencia a la plataforma que en el futuro sostenga a este tipo de dispositivos.

Sobre el papel, la Microsoft Band 2 era una de las apuestas más importantes del mercado. Apuesta que, tras la retirada también de su equipo de desarrollo confirma que el mercado de hardware de wearables no ha respondido en la misma media que esperaban las compañías.

Recomendados