Hasta ahora, los fabricantes de wearables han utilizado chips ya existentes en el mercado, como el Snapdragon 400, para los modelos que iban lanzando. No era necesaria una potencia excesiva y, gracias a modificaciones como reducir el número de núcleos conseguían que el consumo energético no se disparara. Sin embargo, no se había visto, más allá de alguna nueva arquitectura prometedora, un chip exclusivamente dedicado a wearables.

Y eso es justo lo que ha presentado Samsung con el Exynos 7 Dual 7270, cuya gran innovación es que reduce su proceso de fabricación hasta los 14 nanómetros, igualándose a los smartphones más potentes del mercado en litografía. Gracias a eso, logra ser un 20% más eficiente que el chip que Samsung incluyó en el Exynos 3250 con el que equipó al aclamado Gear S2.

Pero sin duda, la mayor novedad del Exynos 7 Dual 7270 es su capacidad para ser un todo en uno e incluir en un mismo paquete un módem LTE de categoría 4, Bluetooth, radio FM y Wi-Fi, además de las memorias NAND y DRAM y GPS. Todo ello, ocupando un 30% menos de espacio que el anterior modelo encontrado en el Gear S2. Esto, además de la eficiencia mencionada, reducirá el tamaño y grosor de los dispositivos de muñeca y otros experimentos.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.