Las luces que un coche de policía emplea para avisarte que debes detenerte han sido una mejora constante en todos los coches de policía que ha presentado Ford durante los últimos años. Una evolución que tiene como objetivo hacer que estos vehículos pasen inadvertidos en la carretera pareciendo vehículos convencionales, así intentarán cazar a más condutores. Y esto pasa por un rediseño importante de las luces de advertencia, lo más característico de estos automóviles.

¿Cómo han evolucionado las luces de los coches de policía?

Las primeras unidades incorporaban una gran barra de luz en la parte superior, en la barra frontal y luces LED situadas en la rejilla.
También se comercializó una versión sin la barra frontal, pero incluso en esta versión, la visibilidad de las luces de alerta era más que suficiente.
La versión 2016 del Ford Police Interceptor le daba una pequeña vuelta de tuerca a la integración de las luces LED. Esta versión destacaba por una integración de las luces LED frontales con mayor perfección y además añadía avisos extra en las luces antiniebla y los intermitentes laterales.
En 2017 llegará la variante más sigilosa y segura ya que prescinde de la barra superior para añadir las luces de aviso en el interior del vehículo.
Este cambio tenía un problema, solo podía ser visto si el coche de policía circulaba por detrás del vehículo al que avisa de su detención, en cambio, la barra superior podía verse desde delante y detrás. Por ello, han añadido una luz de advertencia integrada en el alerón posterior.

Las luces de advertencia de los coches de policía son una de sus señas más características pero quieren abandonar esta costumbre para poder cazar infraganti a muchos más conductores.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.