Ya es oficial. El Gobierno de Estados Unidos daba su "ok" al coche autónomo y ahora el regulador ha publicado la normativa federal de vehículos autónomos de los Estados Unidos (U.S. Federal Automated Vehicles Policy), plasmando de forma jurídica todas las consideraciones que los diferentes organismos han debatido entorno al marco jurídico de esta nueva economía del automóvil que está conquistando a todos los fabricantes.

La idea detrás de esta regulación reside en diseñar un marco jurídico con garantías que sirva de guía para el desarrollo seguro de la tecnología sin conductor, abarcando además todos los niveles de autonomía, y generando mayor flexibilidad para que los fabricantes que están desarrollando esta tecnología puedan tener mayores garantías en materia de pruebas, licencias y uso de tecnologías para hacer más eficiente al coche autónomo.

De esta forma, el punto fuerte de la regulación tiene que ver con las recomendaciones que ofrece el Gobierno Federal estadounidense para ayudar con la interpretación de las leyes actuales relacionadas con carreteras y conducción en el contexto de los coches autónomos, uno de los mayores problemas que se han enfrentado los fabricantes, sobre todo en lo que se refiere a los limites extensibles al coche autónomo y a la responsabilidad del conductor.

La guía puede consultar online y reviste de vital importancia, al ser el primer marco jurídico no especializado en materia de coche autónomo que puede servir de ejemplo para otros reguladores, como el europeo:

AV Policy Guidance PDF by TechCrunch on Scribd

👇 Más en Hipertextual