El Apple Watch pilló al mundo por sorpresa, pero cuando no habíamos acabado de digerir todas las novedades del smartwatch de Apple nos tuvimos que volver a subir la mandíbula: Apple iba a vender un Apple Watch hecho de oro por un precio desorbitado.

Los 18 quilates del modelo Apple Watch Edition dejaban el precio en más de 10.000 euros/dólares, con versiones de hasta casi 20.000. El debate estaba servido: ¿tenía sentido un Apple Watch tan caro? ¿era esa la dirección de la nueva tecnología de consumo? ¿quién iba a gastar tanto dinero en algo que hacía lo mismo que su equivalente de 400 euros/dólares?

La respuesta era clara: ricos, super-ricos y ultra-ricos. El 1% del 1% no dudó en comprar y presumir de su nuevo Apple Watch dorado en revistas, cenas, galas y ocasiones variopintas.

Hasta hoy.

Apple ha decidido que no seguirá vendiendo el Apple Watch Edition de oro ni oro rosa, y el modelo más caro pasará a ser la mucho más modesta edición de cerámica por 1.249 dólares en EE.UU, 28.999 pesos en México o 1.469 euros en España.

Desde Hipertextual nos hemos puesto en contacto con Apple para obtener una respuesta sobre los motivos del cambio, y actualizaremos cuando la tengamos.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.