Una organización estadounidense llamada Judicial Watch busca que el Departamento de Justicia tome acciones contra la película de Oliver Stone, Snowden, la cual según la organización viola leyes federales al lucrarse con los delitos del excontratista Edward Snowden.

Judicial Watch argumenta:

Snowden no es un informante. De hecho, violó el acuerdo de secrecía, lo que significa que ni él ni sus socios se pueden lucrar de su estatus de fugitivo, su violación a la ley, su ayuda a instigar el crimen o de apoyar al terrorismo.

La organización también acusa al documental de Laura Poitras, Citizen Four, de haber incurrido en la misma violación de la ley.

Actualmente, Snowden se encuentra fugitivo de la justicia estadounidense, la cual lo acusa de los cargos: "robo de propiedad gubernamental", "comunicación no autorizada de información de la defensa nacional" y "dar información clasificada a personas no autorizadas". De acuerdo con la organización, generar ganancias a partir de “la traición” de Snowden sería ilegal y el Departamento de Justicia estadounidense podría decomisar el dinero recaudado por la cinta.

Judicial Watch se describe a sí misma como una organización conservadora, apartidista y educativa, que promueve la transparencia y las cuentas públicas. Su lema es “Nadie está sobre la ley”.

Judicial Watch: "Nadie está sobre la ley"

La película de Snowden está basada en la historia del excontratista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés) Edward Snowden, quien filtró documentos de un programa de vigilancia masiva por parte del Gobierno de los Estados Unidos a los periodistas Laura Poitras y Glenn Greenwald en 2013.

Bajo la dirección de Stone, el papel de Snowden es interpretado por Joseph Gordon-Lewitt. La cinta se estrenará el próximo septiembre. Durante la Comic-Con, Stone contó que las grandes productoras de Hollywood se negaron a realizar la película por el alto contenido político de la misma.

Snowden dijo en su intervención vía videollamada, en el mismo evento, que la película es una adaptación fiel a la historia y confía en la capacidad narrativa del filme para que el tema llegue a nuevas audiencias.