No es la primera vez que pasa, pero sin duda es una muestra del apoyo de la comunidad en este tipo de casos. La historia es conocida: un fan de Star Wars, enfermo terminal, pide como último deseo ver la próxima entrega de la franquicia, la primera de esta nueva trilogía en formato spin-off que nos lleva a los momentos previos a la primera trilogía.

La historia es la de Neil Hanvey, un ilustrador y diseñador web británico que, desgraciadamente, fue diagnosticado con un cáncer terminal hace unos años. Como Neil era un gran fan de Star Wars, su esposa Andrea, con ayuda del Hospicio de San Miguel en Hertfordshire, Inglaterra, empezó la campaña #RogueOneWish, una manera de ayudar a Hanvey a cumplir uno de los últimos deseos: ver la última entrega de Star Wars antes de morir.

La campaña de #RogueOneWish contó con una participación social masiva, incluyendo la de algunas de las caras más conocidas de Star Wars, como Mark Hamill, que retuiteó en varias ocasiones tuits con el hashtag de #RogueOneWish. De hecho, muchas otras personalidades del cine, no relacionadas con Star Wars directamente, también han sumado su apoyo.

Con la campaña en marcha, Disney y Lucasfilm le dieron la oportunidad a Hanvey de ver Star Wars Rogue One antes que nadie. Desgraciadamente, Neil Hanvey moría a comienzos de semana a la edad de 36 años, pero pudo ver la película antes. Su esposa y el personal de Hospicio de San Miguel han agradecido a Disney y a la comunidad el apoyo a Hanvey en sus últimos momentos.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.