Uber anunció la puesta en marcha de un servicio de vehículos autónomos en las próximas semanas con la intención de ser los primeros, pero lo cierto es que se les han adelantado. Y no ha sido un gigante esta vez. Una pequeña startup ha puesto en marcha el primer servicio de taxis autónomos en Singapur con la intención de que, a medio plazo, se convierta en el estándar para el desplazamiento en ciudad.

A pesar de que el proyecto se desarrolla en Singapur (por cuestiones puramente regulatorias y operativas), la compañía detrás de este servicio de coches públicos autónomos es NuTonomy, una startup norteamericana que nació como un spin-off del MIT especializada en vehículos autónomos y robots móviles, que recientemente recibió una inyección de capital de 16 millones de dólares por Highland Capital Partners, con los que han puesto en marcha este proyecto.

El servicio nace como fruto de un acuerdo entre NuTonomy y la Autoridad de Transporte Terrestre de Singapur (LTA), que arranca hoy con un serie de pruebas abiertas para poner en marcha un "servicio de transporte autónomo bajo demanda", todo con la intención de que se convierta en un servicio comercial y desatendido en 2018.

No obstante, aunque ya está en marcha, este servicio no está abierto a todos: a los residentes se les pide que soliciten una invitación para poder utilizar NuTonomy, y si son seleccionados para entrar en el programa, pueden solicitar trayectos gratis en un Renault Zoe o en un Mitsubishi i-MiEV, los dos primeros modelos elegidos para poner en marcha este proyecto.