estados unidos

El sector del automóvil de lujo está en pleno crecimiento, un segmento al que parece que la crisis no le ha afectado, todo lo contrario, ha salido reforzado con opciones más tecnológicas, potentes y divertidas. Estados Unidos es un mercado potencial para estos coches y por ello se fabrican un buen puñado de vehículos de lujo. Estos son los más caros de los que se fabrican en ese mercado:

Hennessey Venom GT

Es de lejos el coche más caro de todos los que se construyen en Estados Unidos. Este vehículo se basa en el Lotus Exige, que se fabrica en Inglaterra, pero a partir de ahí, Hennessey lo transforma en sus instalaciones de Houston para convertir un pequeño y ágil deportivo en uno capaz de competir contra lo mejor de Bugatti y Koenigsegg. El Venom GT se reconstruye para dar cabida a un enorme motor de 7 litros V8 biturbo con más de 1.200 caballos y cuyo coste asciende a 1,1 millones de dólares, unos 900.000 euros al cambio.

Acura NSX

El NSX original se fabricaba en Japón, pero la nueva versión se construye íntegramente en Estados Unidos en el centro de alto rendimiento que Honda construyó en Marysville. El NSX es un superdeportivo híbrido con doble turbo y un motor gasolina V6 asociado a una transmisión con doble embrague y 9 relaciones. El precio base es de 150.000 dólares, pero si quieres la versión más completa tendrás que desembolsar unos 200.000 dólares, casi 180.000 euros.

Dodge Viper ACR

Comprar un Dodge Viper básico no es tremendamente costoso, unos 70.000 euros, pero si quieres la versión más deportiva tendrás que sacar de tu cartera unos 108.000 euros para la variante ACR de acceso, que pueden transformarse en casi 140.000 euros si quieres el modelo con más accesorios.

Mercedes-AMG GLE63 y GLS63

¿Un Mercedes Benz en esta lista? Pese a lo que puedas pensar, los modelos GLE y GLS se realizan en Tuscaloosa, en una planta de montaje que tiene su matriz, Daimler, en Estados Unidos. Una anomalía con un fin y es que su mercado potencial es el norteamericano con precios que comienzan en 90.000 euros para el GLE63 y en 111.000 euros para el GLS63, pero que con los extras adecuados puede subir hasta los 130.000 euros.

BMW X5M y X6M

BMW no podía dejar a Mercedes Benz sola en la conquista del mercado estadounidense. Tanto el X5 como el X6, sus todoterrenos de lujo, se construyen también en Spartanburg, Carolina del Sur, y al igual que sus rivales, necesitarás una gran cantidad de dinero para hacerte con uno de ellos. Con una oferta de precios algo inferior que sus competidores alemanes, puedes encontrar un X5M por 89.000 euros y un X6M desde 107.000 euros.

Tesla Model S y X

Tesla nunca ha sido un fabricante barato, su primer modelo, el Roadster, costaba en 2010, 100.000 dólares y sus siguientes modelos también son caros, pero no tanto. El Model S en la versión 60 se puede adquirir por 45.000 euros tras aplicar los incentivos, pero el modelo más prestacional sube hasta los 90.000 euros. El X sube la factura hasta casi los 100.000 euros, un SUV 100% eléctrico que compite de tú a tú con Mercedes y BMW ofreciendo a estos clientes una versión tecnológica y diferente. Pero Tesla sabe que necesita un modelo de acceso y por ello el Model 3 democratizará al vehículo eléctrico de grandes prestaciones en Estados Unidos.

Cadillac CTS-V

Cadillac siempre ha sido sinónimo de lujo estadounidense. Pero hoy en día tienen un modelo de acceso por menos de 30.000 euros, el ATS sedán, pero lo exclusivo se llama CTS-V, un sedán de alto rendimiento que comienza en 70.000 euros de factura.

Chevrolet Corvette Z06

Y finaliza el listado el Chevrolet Corvette Z06, el deportivo de Chevy más prestacional que tiene un coste de partida de 68.000 euros, pero puede llegar hasta los casi 85.000 euros si se le añaden todas las opciones.

¿Has echado en falta un modelo verdad? El Ford GT.

El Ford GT es uno de los deportivos míticos en Estados Unidos, el regreso de un coche añorado y esperado por muchos clientes y que tiene un coste de 400.000 euros. Podría haber estado el segundo en este listado de coches deportivos pero, a diferencia de todos los que están aquí, no se fabrica en Estados Unidos, lo construyen en Canadá, en Ontario. La versión original del GT se construyó en Norwalk y se finalizaba en Michigan, Romeo y Wixom.

Las siguientes versiones se fabricaron en Reino Unido y para la variante actual se vuelve a trasladar la fábrica a territorio norteamericano, pero Multimatic, el constructor del Ford GT, tiene su sede en Ontario, por lo que técnicamente, no está fabricado en Estados Unidos. Eso sí, la creación, el diseño, la puesta a punto... son 100% americanos.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.