Tras todo el ruido mediático de los Juegos Olímpicos de Rió 2016 llegarán los incluso más meritorios, y menos reconocidos, XV Juegos Paralímpicos. Hablamos de deportes en los que los participantes tienen, como mínimo, cierto grado de discapacidad, por lo que cualquier ayuda externa que reciben, además de estar permitida en según qué casos, es bien recibida.

Con esto en mente, Samsung y el Comité Paralímpico Español han desarrollado Blind Cap, un gorro de natación que facilitará a los nadadores conocer cuando se acercan al final del carril.

Gracias a un sistema de vibración por Bluetooth, los entrenadores pueden avisar a los nadadores a distancia. Hasta ahora, los entrenadores tocaban a los nadadores con una especie de palo, algo que, como comentan en el vídeo de presentación de Blind Cap, es bastante arcaico para los tiempos que corren y las posibilidades de la tecnología.

Para avisar del viraje, el entrenador cuenta con una aplicación especializada que además permite contabilizar los tiempos por cada serie de 50 metros. Después, se mostrarán mediante útiles gráficas mediante las que el entrenador puede conocer mejor los avances.

Aunque aún se trata sólo de un prototipo, la compañía se lo está tomando en serio y, aunque no estará listo y homologado para los Juegos Paralímpicos de este año, también han lanzado una aplicación para el Samsung Gear S2 mediante la cual el entrenador también puede avisar.