El tráfico urbano es uno de los principales problemas que afectan la calidad de vida de los residentes en las ciudades y las áreas metropolitanas. Los modelos actuales de ciudades cuentan con diseños distribuidos en zonas residenciales cuya población está en constante crecimiento, una situación que provoca un aumento del número de viajes que se realizan de forma diaria. La conclusión: cada vez hay más tráfico, lo que incrementa la contaminación, el consumo de energía y se producen más accidentes consecuencia del incremento del tráfico.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Málaga, formado por Alfonso García Cerezo, Catedrático del Departamento, Juan Jesús Fernández Lozano, Investigador Principal, Juan Martín Ávila y Miguel Martín Guzmán, R&D Engineers, ha desarrollado un Sistema de Información Urbana para recopilar información relevante acerca del entorno de la ciudad, sobre todo en relación con el tráfico, lo que ha permitido sacar conclusiones muy interesantes.

Para poder monitorizar el tráfico se ha instalado una red de sensores inalámbricos para trabajar sobre un área específica de la ciudad y poder plantear soluciones. En la actualidad casi todas las grandes ciudades cuentan con sistemas de recuento de vehículos, pero no permiten la identificación del coche, por lo que no se puede hacer una tarea de seguimiento ni de estimación. Incluir una cámara de vídeo en estos sistemas permitiría mejorar mucho la información sobre el tráfico, y es en éste punto donde ha trabajado el equipo junto a Libelium. Aquí es donde comienza una ciudad para convertirse en Smart City.

¿Cuáles son las ventajas de emplear un Sistema de Información Urbana?

tráfico
Diagrama de funcionamiento delSistema de Información Urbana
  • Estudios de tráfico más económicos y sin tiempos de espera en los resultados, incluyendo la obtención de herramientas tan útiles como la matriz origen-destino (que contiene información acerca de cuántos vehículos van de un conjunto de orígenes a un conjunto de destinos).
  • No se realizan cortes de tráfico para instalar los sensores.
  • Posibilidad de programar los elementos de control de tráfico (carteles informativos, semáforos, carriles reversibles, etc.) de forma dinámica en función del estado del tráfico en cada momento.
  • Mayor conocimiento de los hábitos de los conductores en zonas urbanas o interurbanas.
  • Información en tiempo real del estado de las carreteras de una ciudad mediante el uso de nodos móviles.
  • Planificación de proyectos viarios más precisa y eficiente.

La congestión se produce porque la capacidad de las vías no se corresponde con la demanda, es decir, con el número de vehículos que quieren circular por un determinado recorrido. Una alternativa evidente es ampliar la capacidad de las vías, pero en general no puede acometerse en la mayoría de las ciudades, ya sea por aspectos urbanísticos o por el coste asociado. La otra alternativa pasa por mejorar la gestión de los recursos: buscar la manera de usar del modo más eficiente posible la capacidad disponible en las vías. Para esa gestión más eficiente es necesario conocer cuál es el uso real. Se necesita más y mejor información acerca de cuál es la demanda en cada vía, a qué hora, y con qué origen y qué destino.

tráfico
Visualizador de los datos recopilados

El sistema emplea conexión 3G por lo que es compatible con cualquier tipo de ciudad.

Esta información ha sido hasta ahora imposible de conseguir para los gestores del tráfico, por lo que la planificación de, por ejemplo, los semáforos, se realiza atendiendo a la experiencia, mediante planes por horas, de manera que se consigue una buena solución, pero que no suele ser la óptima. Y aunque empieza a ser posible obtener la información sobre la demanda, normalmente se requiere una inversión en obra civil que impide que la mayoría de las ciudades cuenten con ella.

El sistema se ha desarrollado permite lograr esa información de un modo sencillo, rápido y sin obra civil. Permite por tanto contar con información clave para conocer cuál es la demanda real del tráfico de un área y adaptar mejor la gestión de los recursos disponibles. Por ejemplo, pueden tomarse decisiones sobre el replanteo de los viales para una mayor optimización de su uso, cambiando el sentido de circulación de las calles, pudiendo crear zonas peatonales desviando el tráfico por otras zonas, etc. O también modificar los planes de tiempos de los semáforos. Incluso en un futuro no muy lejano podría utilizarse esta información para adaptar estos tiempos más allá de estos planes por horas, tendiendo a una acomodación más cercana al tiempo real.

Una de las ventajas del Sistema de Información Urbana es que puede ser desplegado en cualquier tipo de ciudad o escenario urbano y con cualquier configuración gracias a su carácter modular, capacidad inalámbrica, autónoma y portable, además de su fácil instalación puesto que no necesita obras y puede ser emplazado en el mobiliario urbano con ninguna intrusión. Toda la información recopilada del entorno urbano controlado se puede sincronizar con la nube, pudiéndose supervisarse a la vez diferentes unidades desplegados en distintos puntos de la ciudad mediante el sistema SCADA desarrollado para dicho fin.

Solo con el poder de la información es posible controlar mejor el tráfico y hacer que los ciudadanos estemos menos horas detenidos dentro de nuestros coches. Podremos estar más tiempo descansando, haciendo actividades o disfrutando de más tiempo libre y de ocio.