Al principio solo había un punto de masa casi infinita, sin espacio ni tiempo. De pronto, todo estalló en la explosión más grande que ha vivido jamás nuestra realidad. Y entonces, el universo comenzó. **Excepto porque puede que este no fuera el inicio del universo**. Desde 1922 se lleva discutiendo la posibilidad de que todo comenzase infinitamente antes. Infinitamente no en un sentido figurado, sino en el sentido literal de la palabra. Es el concepto del Big Bounce, un ciclo infinito en el que podría encontrarse el universo, es otra de las posibilidades a las que nos enfrentamos. Una posibilidad que cada vez se torna más realista.

##Big Bounce, el gran rebote

Fuente: ABHINAY ASHUTOSH

El Big Bounce es un modelo físico del inicio y la evolución del universo. En él, el Big Bang también tiene cabida. Pero, sencillamente, este no es el comienzo absoluto. Solo un comienzo más. Para que esto ocurra así, grosso modo, **el universo ha de expandirse y entonces colapsar en un «Big Crunch» tras el cual, y no sabemos cómo, volvería a producirse un Big Bang**. Para poder explicar este proceso, Abhay Ashtekar promulgó hace más de dos décadas su teoría de Gravedad Cuántica de Lazos, una formulación muy consistente con lo que sabemos de todo lo que nos rodea. Consistente en la medida de lo que puede ser un modelo que trata de explicar el evento más importante de la existencia. En ella, las partículas cuánticas, lo más pequeño entre lo pequeño, se comportan como una especie de «espuma cuántica» que terminaría por contraer el universo una vez que se frenase la expansión. Eso provocaría que el universo se concentrase de nuevo hasta el gran crujido desde donde todo comenzaría de nuevo.

##El universo asimétrico

Pero esto implica que hay un momento en el que las leyes universales e inamovibles no resultan como tales. Y es que el universo que vemos no se comporta de la misma manera que el universo cuántico. Las leyes universales son muy difíciles de equiparar. **El universo es asimétrico en ese sentido, trabajando de forma diferente a diferente escala**. Sin embargo, para que ocurra el Big Bounce, las leyes deben actuar de la misma manera, para que lo entendamos. El modelo de la Gravedad Cuántica de Lazos trata de explicar que en los primeros instantes del tiempo, durante el Big Bang, todo tiene un mismo origen y unas mismas características o leyes, que actúan por igual. Eso se contradice con lo que observamos a día de hoy, por completo. Pero si no fuera así, el Big Bounce no podría haberse dado. ¿Entonces?

Un reciente estudio muestra que el Big Bounce no es una solución tan extravagante; que el inicio del tiempo, cuando ocurrió el Big Bang el universo pudo haber parecido lo mismo en todas las escalas. **Esto significa que las leyes físicas trabajaron de la misma manera para todas las escalas**. Este fenómeno es conocido como simetría conforme. Esto se daría gracias a las complejas leyes cuánticas que impedirían que el universo colapsara por completo, destruyendo el universo, iniciando un nuevo Big Bang que daría comienzo, otra vez, al universo.

##La alternativa al infinito

Pero si esta teoría no se hubiera desarrollado o, sencillamente, no se ajustase a la realidad, ¿qué? Bueno, suponiendo que finalmente ninguna evidencia nos hace pensar que existe un Big Bounce, **la alternativa más probable es un universo que se expanda hasta el infinito**. Pero esta expansión supone que todo estará cada vez más lejos, incluyendo los átomos, lo que supone que todo será cada vez más y más frio. Es lo que se conoce como muerte térmica del universo. Tras billones de millones de años el universo irá perdiendo cada vez más energía por unidad, terminando en un estado de máxima entropía. Es muy difícil imaginar cómo sería. Pero probablemente se correspondiese con un espacio vacío y oscuro, sin energía ni materia. Para siempre. Sin nada más.

Otra posibilidad, también unida a esta muerte térmica del universo supone que este sigue expandiéndose indefinidamente hasta rasgar el tejido del espacio tiempo. El Big Rip. Este evento tan grande (o más) que el Big Bang acabaría con la existencia tal y como la conocemos. **El gran punto y final**. Pero antes, todo habría desaparecido en una oscuridad vacía muy parecida a la que describíamos antes. No sabemos qué podría ocurrir después. Es algo que se escapa por completo a nuestra capacidad de comprensión de una manera irresoluble. Pero, en cualquier caso, tanto en el Big Bounce como el Big Rip o el oscuro y eterno vacío, a los humanos nos va a dar siempre igual, pues habremos desaparecido mucho tiempo atrás.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.