Era de esperar, y por fin ha llegado. Amazon estrena hoy un nuevo sistema de distribución, conocido como Prime Now, para entregar pedidos en Madrid, y 21 municipios más de la Comunidad, en menos de una hora. ¿La diferencia con su servicio anterior de reparto de alimentos? Añaden a la lista todos aquellos productos frescos que, por tratarse de perecederos no podían almacenarse en las estanterías de los centros de Amazon en la capital. A través del smartphone, con una compra mínima de 19 euros y sólo en la capital, la multinacional Amazon estrena su nuevo servicio de reparto de productos frescos en una hora.

De momento, el servicio está disponible únicamente para clientes ​Premium​, que podrán recibir su compra en una hora por 5,90 euros. O si lo prefieren, gratis en dos horas. A todo esto, se añade que la compra tendrá que ser de 19 euros mínimo que, teniendo en cuenta el tipo de productos que se venden, será fácilmente alcanzable. Lo fresco y perecedero siempre es más caro. Y si a esto le añadimos que Amazon nos permitirá elegir entre productos de diferente origen y marca, lo más seguro es que la cuenta suba mucho más.

Las compras sólo podrán realizarse a través del smartphonePara esta ocasión, y dando muestras del futuro de negocio de la empresa y de dónde vienen los mayores réditos, las compras de Prime Now únicamente podrán realizarse a través del smartphone. Amazon prescinde, por primera vez, de su soporte web.

Para la logística de su nuevo servicio, la multinacional ha tenido que cambiar su estrategia llevada hasta la fecha. Su gran centro a las afueras de Madrid y los proveedores que, hasta el momento, gestionaban sus reservas de productos nada pueden hacer para proveer de carne, pescado o frutas. Por ello han llegado a un acuerdo con Mercamadrid, el mayor centro de distribución de la capital, y adquirido un nuevo almacén en el barrio de Legazpi con 80 personas trabajando desde las 8 de la mañana hasta las 12 de la noche, los siete días de la semana.

Al igual que las pequeñas empresas de reparto de comida, ya sea de restaurantes o de supermercados, las bicicletas serán uno de los modelos de reparto más utilizados por la multinacional estadounidense. Si los pedidos se realizan lejos del centro de operaciones, una flota de furgonetas hará el resto.

De momento, es sólo un experimento para probar cómo funcionan los repartos de productos frescos en una hora. Pero lo cierto es que, las grandes cadenas de alimentos tienen que empezar a temer, y mucho, al gigante Amazon. Tienen un nombre dentro de una comunidad de usuarios muy específicos y fieles, que no dudarán en probar las bondades de este sistema.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.