Pese a haber sido puesta a la venta por Google dos años después de adquirirla, Boston Dynamics, una de las compañías punteras en robótica, sigue desarrollando criaturas eléctrónicas inquietantes, que, curiosamente, es lo que mejor se les da. Como continuación de sus "gatos salvajes", su creación más conocida, acaban de presentar un modelo que además de caminar a cuatro patas, es capaz de realizar acciones domésticas sencillas gracias a una cabeza unida al tronco por un largo cuello. Gracias a ello, SpotMini es capaz de agarrar latas vacías o, mejor que eso, rellenar un lavavajillas seleccionando con su boca los ítems sucios del fregadero.

SpotMini no sólo ha mejorado sus capacidades y funciones como robot. En el vídeo con el que la empresa lo presenta se puede ver cómo su flexibilidad y habilidad motriz también se han visto incrementadas, pudiendo ejecutar ahora movimientos menos comunes que sus predecesores. Es completamente eléctrico, frente a otros modelos hidráulicos y tiene una autonomía de 90 minutos por carga, que para recorrer una casa pueden estar bien, pero parece poco si se requiriera que trabajase intensamente en múltiples tareas.

Gracias a su gran carga de sensores, puede subir escaleras y sortear obstáculos sin inmutarse, con mayor fluidez que muchos niños pequeños que aún no han perfeccionado su forma de andar. A su peso de 25 kilogramos, SpotMini añade 4.5 si se desea añadir su cuello, que parece una decisión obvia, al ser lo que le da sentido. Con ella, además de lo anterior, puede ofrecer a sus dueños la capacidad de entregar objetos como controles remotos o latas de refrescos.

Lo más increíble de SpotMini es, sin duda, su capacidad para levantarse al sufrir resbalones o caídas y la manera en que es capaz de girar sobre sí mismo manteniendo su brazo-cuello en el mismo punto, como si estuviera siguiendo un objetivo sin distracciones.

Síguenos en Snapchat

Añádenos a través de nuestra URL personalizada o escanea nuestro Snapcódigo:

snapchat hipertextual-