Deus EX: Mankind Divided es la idealización de Eidos Montreal y de Square Enix de la continuación del futuro propuesto en la entrega anterior. Un punto y aparte que, sin duda, entra por los ojos en los primeros minutos del juego y enamora en las horas posteriores. Las buenas críticas de la primera parte se han reflejado en un trabajo excepcional en este nuevo título, y lo cierto es que, a pesar de ser un trabajo en desarrollo, -que puede sufrir cambios desde nuestra prueba hasta su llegada al mercado- marca un punto interesante en los triple A que llegará a consolas y PC estos meses.

Deus Ex se define a sí mismo como una entrega que ofrece muchas más opciones al jugador respecto a la anterior, pero, sin duda, es algo más. Y es mucho más porque, tal como nos contaron los chicos de Eidos Montreal en el showcase de Deus Ex, en esta ocasión no solo han querido poner cariño al título principal, han querido potenciar el universo del juego, algo que se verá reflejado en dos entregas más dentro del universo: Deus ex: Breach y Deus Go.

Breach es una propuesta sencilla pero muy adictiva que parte del concepto de Superhot: puzzles en primera persona en los que tendremos que hackear y robar datos secretos con una estética en una suerte de cell shading muy depurada y muy colorida. Go, por otro lado, es la versión de Deus Ex similar a Lara Croft Go o Hitman Go.

Pese a que quedan muchos detalles por confirmar, y en su mayoría solo se solventarán después de echar unas cuentas horas a la versión final del juego, las pretensiones del magnífico primer título no solo siguen intactas en esta nueva entrega, además se potencian en la agilidad del juego, en la amplitud de la toma de decisiones y, en las diferentes posibilidades de mejora de nuestro protagonista, Adam Jensen.

Mankind Divided, mejorando lo que era (casi) imposible de mejorar

Sobre el papel, Deus Ex: Mankind Divided nos propone una historia mucho más oscura que en la entrega anterior, la ruptura entre los humanos *normales* y la represión de las personas aumentadas, y en medio, una serie de organizaciones secretas que operan en la sombra y tratan de controlar el destino de la humanidad, aunque si hacemos casos a la sinopsis principal es algo más profundo:

A medida que el caos social y político alcanza su punto álgido, Adam Jensen, el agente antiterrorista y superaumentado, vuelve a la refriega. Fortalecido con nuevos aumentos que reafirman su formidable arsenal estratégico, Jensen visitará multitud de nuevas localizaciones para descubrir las verdades ocultas bajo una capa de nuevas conspiraciones. Con más elecciones a disposición del jugador que nunca, DEUS EX: MANKIND DIVIDED es la experiencia DEUS EX definitiva.

Nuestro aumentado protagonista tendrá, por tanto, que luchar y tomar decisiones altamente significativas en un mundo que, pese a que solo hemos visto un par de niveles de todos los que tendrá, es muy atractivo, lleno de elementos en pantalla, vivo y, sobre todo, lleno de objetos con los que podremos interactuar y en los que nos podemos apoyar si queremos hacer los combates mucho más interesantes. Eso contando con que además podremos contar con el clásico sigilo, pasar de puntillas sin hacer mucho ruido o piratear toda clase de artilugios para hacer más sencillo nuestro gameplay.

En el tiempo que pudimos probar Deus Ex: Mankind Divided, uno de los escenarios nos llamó enormemente la atención por la increíble calidad de su mundo (y eso que era la versión en PS4 y no la de PC con todo al máximo) y sobre todo, lo efectista de su iluminación en este mundo futurista en el que se desarrolla la historia: neón, reflejos de lluvia y bastantes enemigos en pantalla para hacer mucho más espectacular nuestra prueba.

Lógicamente, en las aproximadamente 3 horas que pudimos probar este nuevo Deus Ex, limitado a dos niveles, las decisiones que el juego nos permitió tomar era más bien escasas -algo que en la versión final y con el juego completo será totalmente diferente-, y se basaron exactamente a unas respuestas «predefinidas» a una conversación, sin duda, y por el contexto de la historia, especialmente trascendente en la misma, aunque veremos.

Es pronto para juzgar, pero lo poco que hemos probado nos ha convencido Cosa distinta es el arsenal que pudimos probar en el segundo escenario del juego, lógicamente para la prueba estaban desbloqueadas casi todas las mejoras de nuestro personaje y algunas de las armas más potentes, y lo que si he notado es un enorme salto en cuanto a a la agilidad de personaje a la hora de realizar ataques combinando las armas tradicionales con los potenciadores del cuerpo: disparar un rifle de asalto a la vez que disparamos dardos explosivos desde la mano es, sencillamente, y en conjunción con los escenarios y la IA de los enemigos, espectacular.

Deus Ex: Mankind Divided llegará el 23 de agosto de 2016 en dos sabores, la ya clásica edición Day One que incluirá una misión extra en el juego, diversas armas, skins y actualizaciones, muestra digital de la BSO y un mini libro de arte + covela + cómic, y una edición coleccionista mucho más completa que incluye todos los contenidos anteriores, una caja exclusiva en forma prisma negro, una figura de Adam Jensen de unos 23 cm, el libro de ilustraciones de “Titan” de 48 páginas y una caja metálica de edición limitada, ambas por 69,99/129.99€ en su versión para consolas: y 49.99€/129.99€ en PC, precios para la versión Day One/Coleccionista respectivamente

Todavía es demasiado pronto para juzgar, y dos horas de un título en desarrollo no son suficientes para sacar conclusiones finales, pero Deus Ex: Mankind Divided apunta maneras al mismo nivel que la primera entrega, que en lo personal me pareció soberbia en todos los sentidos, un toque de aire fresco a los shooters con tintes de RPG.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.