Harry Potter and the Cursed Child es la octava parte de la mundialmente famosa saga creada por la autora británica J.K. Rowling, pero a diferencia de los siete primeros libros, este no contará con una adaptación al cine (al menos de momento) sino que está siendo adaptada como una obra de teatro que se encuentra actualmente en producción. Mucha polémica se ha generado alrededor del reparto, por una razón que a estas alturas ya debería ser ridícula, una actriz de raza negra será quién interprete el rol de Hermione Granger.

Noma Dumezweni, una actriz de origen africano nacida en Suazilandia, ha sido la seleccionada para el papel de Hermione, y muchas voces que no aprueban la selección han ido a gritar sus preocupaciones a redes sociales, a lo que Rowling no ha tardado mucho en responder. En una entrevista con el diario británico The Observer, la escritora ha descrito a aquellos que están en contra de una Hermonine negra como un montón de racistas, y que ha tenido bastantes dificultades lidiando con aquellos que insisten en que Hermione debe ser una mujer blanca.

He decidido no molestarme demasiado al respecto y simplemente declarar firmemente que Hermoine puede ser una mujer negra con mi absoluta bendición y entusiasmo. Dumezweni es la mejor actriz para el trabajo.

Harry Potter and the Cursed Child explorará la vida de Harry luego de que se despidiera de sus hijos mayores en la estación de tren que lleva a los estudiantes a Hogwarts, por primera vez conoceremos la vida del mago luego de esto. La historia tiene lugar 19 años luego de lo que vimos en la última película y comienza a presentarse en verano en la ciudad de Londres.

Básicamente Rowling ha dicho que dejen de intentar disfrazar su odio detrás de una legitima preocupación literaria.

👇 Más en Hipertextual