Cuando hablamos de lo mucho que empresas como Facebook o Google saben sobre nosotros, usualmente dejamos a un lado el hecho de que la gran mayoría de esa información se las hemos proporcionado nosotros mismos de forma voluntaria. Incluso en casos en los que responder algunas de las preguntas que nos hacen sus servicios es completamente opcional, muchos no podemos evitar rellenar cada cuadro con nuestros datos personales, gustos, historias y deseos.

El problema con esto es que no solo compartimos esa información con las empresas que nos ofrecen sus lindos servicios "gratuitos", sino con todo el mundo. En las redes sociales no existe tal cosa como la privacidad, están esencialmente diseñadas para compartir con un público, así sea el circulo social más reducido que elijas. Mientras más datos compartes en las redes sociales, más vulnerable te haces a cierto tipo de amenazas. En Facebook hay tanta información sobre nosotros que básicamente no se necesita ni de ingeniería social para aprovecharse de cualquiera, porque todo lo necesario está servido en bandeja de plata.

Hay cosas que no necesitas ni deberías publicar en Facebook

Aunque parezca completamente inocente, hay información que es mejor no compartir en ningún lado, sin embargo, Facebook no para de solicitarla todo el tiempo.

  1. Tu número de teléfono: Facebook insiste que es para que tus amigos puedan encontrarte más rápido. Tus amigos de verdad ya tienen tu número guardado, y esa información te hace vulnerable a varios tipos de ciberataques. La mayoría de los sitios que ofrecen verificación en dos pasos suelen usar tu teléfono para ello, que tu número sea público le hace el trabajo más fácil a un tercero malintencionado. Sin contar con que muchas veces usamos nuestro teléfono en el registro personal de otros sitios, y suelen formar parte de preguntas pare verificar identidad. Tampoco quieres que un extraño aspirante a stalker se haga con él.

  2. Tu ubicación: si accedes constantemente a Facebook desde tu móvil Android o iPhone deberías desactivar las funciones de localización. No necesitas transmitir tu posición en el mundo al público todo el tiempo, y nadie debería estar expuesto de esa manera. Especialmente si eres mujer, una de las razones por las que abandoné Foursquare hace años fue por lo rápido que te puedes llevar un susto, o peor.

  3. Tu fecha de nacimiento: sí, seguro que no la quieres eliminar de Facebook porque luego nadie recordará tu cumpleaños. Míralo de esta manera, no solo evitas ofrecer al mundo un dato bastante personal que puede ser usado para apoderarse de alguna de tus cuentas en línea, sino que descubrirás a quiénes les importa tu cumpleaños lo suficiente como para recordarlo por sí solos. Básicamente tu nombre, tu dirección, tu cumpleaños y tu teléfono son suficientes para completar el rompecabezas necesario para que alguien pueda apoderarse de tu cuenta de correo, o hasta tu cuenta bancaria.

  4. Fotos e información sobre niños: el acoso de menores y la pornografía infantil son un problema serio en Internet. A todos parece encantarles publicar fotos de sus bebés en Facebook, y lo mismo con niños de mayor edad. Si tu cuenta de Facebook es pública estás exponiendo a estos menores de edad a las miradas de ojos no deseados, además de que lo estás haciendo sin su consentimiento realmente. Detente a pensar qué clase de información sobre ellos querrán estos niños ver en Internet cuando sean mayores. Y por favor, nunca, nunca, nunca digas a donde van al colegio esos niños.

  5. Detalles de tus tarjetas de crédito: no, por favor, no.

Y, luego elimina a casi todos tus "amigos"

facebook

Hey, ¿Cuándo fue la última vez que revisaste tu lista de amigos? Si te has pasado de 150, es totalmente posible que el resto no merezcan estar ahí. Según Dunbar, tu circulo social simplemente no puede ser significativo más allá de 150 individuos, no necesitas 800 amigos en Facebook.

Las amistades que aceptamos en la red social tienen acceso a la gigantesca mayoría de la información que compartimos, y deberíamos ser un poco más celosos de esto. Si quieres que otras personas tengan acceso a lo que compartes en tu muro, pero no a detalles más personales, simplemente deja que te sigan. Deshacerte de todos esos amigos de mentiras puede significar una gran mejora en como utilizas la red social, y podrías empezar a disfrutarla más. Lo digo por experiencia.

Síguenos en Snapchat

Añádenos a través de nuestra URL personalizada o escanea nuestro Snapcódigo:

snapchat hipertextual-