El presidente colombiano Juan Manuel Santos y el comandante de las Fuerzas Armadas Revolucionaras de Colombia (FARC), Timoleón “Timochenko” Jiménez, han firmado el acuerdo que pondrá fin a la guerra que azota el país sudamericano desde hace más de cincuenta años. Dicho acuerdo marca “el último día de guerra”, y ha sido un intercambio de convenios entre el gobierno y la guerrilla.

Lo que pide el gobierno colombiano

El principal logro del gobierno es el desarme de las FARC, un proceso que se deberá completar en 180 días y que será monitoreado por la Organización de la Naciones Unidas (ONU).

Para el proceso de desarme se crearán 23 zonas veredales y ocho campamentos hacia los cuales deben desplazarse los guerrilleros. Sesenta miembros de la FARC han sido autorizados para moverse libremente por Colombia en labores de pedagogía de los acuerdos e incorporación a la vida civil.

Ante la desaparición de las FARC como fuerza armada, el gobierno deberá buscar un mecanismo para la refrendación popular,** probablemente se convertirán en una facción política institucionalizada.**

Lo que piden las FARC

A cambio, las FARC piden alto a la persecución política de sus integrantes, la desaparición de los grupos paramilitares, garantías para la reincorporación civil, y el derecho a la identificación para ejercer sus derechos políticos.

De igual manera, Timochenko Jiménez ha pedido un reajuste al presupuesto militar, el cual durante todos estos años ha sido elevado bajo el argumento del combate a la guerrilla.

De unirse a la amnistía, integrantes de la guerrilla en prisión podrían salir de la cárcel y unirse a la vida civil.

La guerra moderna más larga

Arttesano

De acuerdo con Centro Nacional de Memoria Histórica., hasta 2012 este conflicto había dejado 218.000 muertos, 25.000 desparecidos, 173.000 asesinatos selectivos, y más de 10 millones de colombianos desplazados por la violencia.

El acuerdo entre ambas partes fue firmado ante la presencia de representantes de Cuba, Chile, Noruega, Venezuela, México, República Dominicana, El Salvador, Estados Unidos, La Unión Europea, y la ONU.

Muchos de los detalles del acuerdo se revelarán cuando se celebre otro evento protocolario en Colombia próximamente.