Los coches conectados van a necesitar sí o sí una conexión a Internet y como podréis imaginar, tendrá un coste. ¿Cómo preferirás pagarlo mes a mes o que a la compra del coche el fabricante lo incluya como un extra? Este tipo de coches comienzan a llegar al mercado con las primeras funciones y los problemas del consumo de datos recibirán soluciones diferentes en función del fabricante.

Estos coches usarán una tarjeta SIM integrada con conectividad 4G para que la velocidad de descarga de los datos sea lo más elevada posible ya que cada vez se tendrán que enviar y recibir una mayor cantidad de datos: mapas, estado del tráfico, información de otros coches, de servicios de emergencia y servicios como Spotify, Twitter u otras aplicaciones que ayudarán a los conductores en su tarea.

Todos los fabricantes comenzarán a lanzar sus sistemas de tarjetas SIM integradas y la duda que ronda las cabezas de los futuros compradores de coches tecnológicos es muy sencilla: ¿cuánto me va a costar tener un coche conectado?. Es posible que existan tres modalidades o incluso una combinación entre ellas:

* Pago único a la hora de compra del coche para los primeros años o para la vida del coche
* Pago mensual bajo la modalidad de suscripción
* Coste asumido de forma total por el fabricante

Bajo mi opinión, la segunda opción es un posible error garrafal y complicado de justificar. Con los coches eléctricos de Renault lo primero que te responden los interesados en un coche eléctrico es: ¿por qué tengo que pagar por las baterías y por el coche de forma independiente? No estamos acostumbrados a pagar un vehículo por trozos pero si a plazos. En la primera modalidad el usuario es el que compra este paquete de servicios si es que así lo desea y en la tercera el fabricante es el que asume el coste total del servicio ya que es posible que sea fundamental para el funcionamiento de estos coches conectados.

¿Qué pasará con estas tarifas si viajamos con nuestro coche a otro país?

Audi por ejemplo usará una modalidad mixta: pago único a la hora de comprar el vehículo pero solo tendrá validez durante 3 años, pasado este periodo se tendrá que renovar la suscripción si se quiere seguir usando. Al igual que cuando compramos un coche con sistema de navegación tenemos que ir adquiriendo las actualizaciones de los mapas, en el fabricante alemán consideran que a los 3 años es el momento de renovar el servicio.

Pero ahora mismo el concepto de coches conectados está lejos de su objetivo final. Ahora estos coches se denominan conectados por tener conexión a Internet y ofrecer servicios y aplicaciones que necesitan esta conexión, pero un coche realmente conectado es el que está en constante comunicación con otros vehículos. Todo llegará.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.