Parece mentira que haya pasado ya un año, o 365 días, desde que Google Campus abriese sus puertas a los emprendedores de Madrid. Y no sólo a los emprendedores, en palabras de Sofía Benjumea a Hipertextual es "un punto de encuentro para los actores del ecosistema: desarrolladores, inversores y corporaciones que están interesadas en invertir". Y tampoco a los de Madrid únicamente, ya son 98 las nacionalidades que se han congregado bajo el techo del Campus, "consiguiendo así que sea un punto de encuentro no sólo local, también internacional".

Un total de 18.000 personas han pasado ya por alguna de las salas del recinto, ya sea trabajando desde allí o acudiendo a alguno de los 600 eventos que han celebrado: conferencias, cursos, mentorías... cualquier cosa como para hacerte sentir en casa. Y de los asistentes, el 65% son hombres; de todos es sabido que el trabajo que se está haciendo -incluido Google Campus- para fomentar el emprendimiento entre las mujeres.

Las estadísticas dicen que la mayor parte de los emprendimientos, lo de todo el mundo, han terminado en fracaso, y Campus Google no iba a ser la excepción. Pero, ¿qué mejor que volver a empezar en un ambiente como ese? Muchos han sido los proyectos que no han terminado de cuajar, pero las ventajas de tener un entorno en el que crecer, "en el que se faciliten las interacciones y se democratice el talento", son muchas:

"Hemos tenido casos de startups que han fracasado, como en todos sitios, y los grupos se han unido a otros. Los equipos de algunas startups que han cerrado se han adherido a otras. Es increíble ver como se ayudan entre ellos."

El 60% de los que por allí circulan están dedicados a la ingeniería y, sólo, un 20% al desarrollo de negocio. La mayor parte de ellos ha pasado a nueva etapa de su negocio, es decir, que Google Campus les ha ayudado a crecer. Y, no únicamente con financiación, aunque también ha sido importante: en total, las startups allí congregadas han levantado 120.000 euros de media.

evo-google-campus-dublin-google-campus-dublin-with-colorful-and-creativity

Abrirse al mundo

Uno de los mayores objetivos de la iniciativa de Campus Google, que encuentra a sus pares en Londres, Tel Aviv y Seúl, es abrir al Madrid más emprendedor al mundo, demostrando que algo está pasando en la capital:

"Nadie sabe lo que ha supuesto para Madrid y para España este lugar. Tenemos muchísimos emprendedores, de fuera de España o fuera de Madrid, que tienen a Campus como punto de referencia o como lugar a donde ir."

Y es que cada Campus tiene una necesidad, que se adecua al entorno en el que está creciendo. Quizá en otros, como el de Londres, se haya pasado a una nueva etapa. De momento, en Madrid, el objetivo es poner en manos de los emprendedores distintos programas de educación, charlas, talleres... Y sobre todo conectar: "la gente está con muchas sed de conectar, y conseguir equipos". Lograr clientes es otro de sus objetivos, pero los equipos son básicos. Como nos comenta Sofía, el hecho de tener compañeros a medio metro de distancia que han pasado por experiencias similares hace unas semanas, días u horas, y tener la posibilidad de compartir las experiencias, hace que todo sea mucho más cercano.

El espíritu de comunidad se respira.