Los rumores se van disipando, y aunque todavía no hay una presentación oficial por parte de Sony, podemos dar la nueva PlayStation Neo por real. Y no solo real, también plausible a corto plazo. En una entrevista al Financial Times, Andrew House, presidente y director ejecutivo de Sony Interactive Entertainment ha confirmado que Sony se encuentra trabajando en la nueva consola de la compañía, y lo cierto es que es tal como esperábamos.

De esta forma, la nueva PlayStation Neo (desconocemos si este será su nombre comercial) llegará próximamente en una fecha sin determinar, y lo hará con soporte para UHD, es decir, para reproducción de vídeo 4K. Efectivamente, no dará soporte para juegos en esa resolución, sino que mejorará la potencia actual y estandarizará los 1080p y 60fps para los títulos de la consola, pero todo parece indicar que el 4K se quedará limitado a la interfaz del sistema y la reproducción de contenidos (en streaming o BD 4K) de vídeo.

El 4K no estará destinado a los juegos, aunque podrán ser más potentes Esta compatibilidad 4K está más enfocada a las intenciones de Sony de ampliar el atractivo de la PS4 a través de nuevos servicios como la televisión por Internet, PS Vue y asociaciones con otras compañías de streaming (como la recién estrenada con Spotify), por lo que dar a la PS4 capacidades de reproducción 4K puede ser un atractivo a valorar por los usuarios actuales.

Lo importante del asunto es que la PS4 actual se seguirá vendiendo durante toda la generación, de forma que la Neo se quedará, por un precio superior, para los usuarios más exigentes, pero se mantendrá el catálogo entre ambas y no habrá discriminación en los juegos, aunque la PS4 Neo podrá hacer uso de más potencia que se verá reflejada en los juegos de nueva generación.

👇 Más en Hipertextual