Para los que no conozcan la genial novela de Neil Gaiman quizá no signifique nada. Pero para muchos, escuchar o leer "American Gods" les activa una parte especial del cerebro. Por eso, muchos empezaron a sudar con ansiedad cuando se anunció que sería Starz quien haría una adaptación de la novela del genio de Portchester.

¿Serían capaces de capturar el concepto? Todo podría acabar en una nueva Shannara, la serie de novelas de Terry Brooks que la MTV ha destrozado en su adaptación, o en la nueva Game of Thrones. Todo parece indicar lo segundo.

El propio Gaiman ha estado muy involucrado en la producción, y con Bryan Fuller —creador de la maravillosa Hannibal de NBC— poco puede salir mal. Luego llegó el casting, que empezó a llenar de entusiasmo a los fans de la novela.

Ricky Whittle será Shadow, el protagonista de la narrativa. Al salir de la cárcel, su mujer y mejor amigo mueren en un accidente de tráfico, y entra Mr. Wednesday en su vida (Ian McShane). El misterioso personaje le convence para ser su guardaespaldas. Ambos viajarán por Estados Unidos visitando a los extraños conocidos del misterioso Mr. Wednesday.

Será ahí cuando Shadow se entera que su protegido no es otro que Odin, el dios-padre de la mitología nórdica que se ha manifestado por las creencias de la gente. Y no solo él, desde hace miles de años, deidades y criaturas de los inmigrantes y nativos de América han aparecido en diversas formas, y viven entre nosotros. Pero no solo los "Viejos" dioses existen, la humanidad ha creado muchos más. Y hasta aquí podemos contar sin destriparte el argumento de American Gods.

Hoy han sido publicadas las primeras imágenes oficiales, y parece que nos encontramos ante una gran adaptación.

Para acabar, y como bonus, Gillian Anderson en su papel de Media. Nada más que añadir.