Sin grandes alardes, con pocos aspavientos y, como suele ser tradicional, con una silenciosa estrategia adornada de rumores. Así es como se ha conocido **la fusión de Letgo y Wallapop**, al menos de sus filiales en Estados Unidos. Las primeras noticias vienen ya desde hace mucho tiempo y, como viene siendo costumbre en este sector, han sido desmentidas o evitadas por ambas partes, pero, normalmente, si hay rumores es que hay bastantes probabilidades de que se cumplan: ya ocurrió con La Nevera Roja o Privalia, con sus particulares casos.

El objetivo de la fusión es posicionar su negocio en Estados Unidos, el mercado con mayor potencial para WallapopLa idea de que dos startups, o empresas digitales, hayan nacido en la misma geografía, se dediquen a lo mismo, e intenten competir en los mismos mercados tenía todas las luces de **augurar una unificación de ambas en una sola a medio o largo plazo**. Barcelona nunca había visto tantos *marketplace* exitosos juntos y con réditos en el extranjero. La cuestión es que los rumores se han cumplido, como era de esperar, y **Letgo y Wallapop han fusionado su actividad en una misma empresa**, gestionada por la primera -ostenta el mayor porcentaje de capital- y fondeada con 100 millones de dólares. ¿Toda? Aquí está la gracia del proceso: solo se absorbe el negocio en Estados Unidos. Mentiríamos si dijésemos que Wallapop no ocupa el puesto de líder en España; en sólo tres años de vida ha conseguido llevarse por delante a todos sus ancianos rivales, y mantener su puesto en la cumbre por encima de los clones que nacían para arrebatares el puesto. Su historia, estructura, diseño y estrategia estaban preparadas para afrontar todo esto. ¿Entonces por qué esta operación? **La clave está en el mercado potencial** de su objeto de deseo: Estados Unidos.

Letgo, creada en 2014 por Olec Oxenford, Jordi Castelló y Enrique Linares, estaba inicialmente enfocada al mercado estadounidense. Wallapop ya despuntaba, cientos de clones amenazaban en la sombra y salir era una aventura. Tanto es así que, pese a que Barcelona vio sus primeros pasos, su sede más activa se encuentra en Nueva York y ha sido la ciudad **que nunca duerme la que ha visto los mayores hitos** de esta empresa *made in Spain*, potenciados por una inversión de Naspers en 2015 por 100 millones de dólares que estuvieron destinados en un 75% a la estrategia de marketing en el país. Y es precisamente esto lo que le interesa Wallapop. Ambas operan en Estados Unidos, y como nos confirmaba Agustín Gómez, CEO de Wallapop, su actividad había superado a eBay o Craigslist en la versión mobile, otras fuentes apuntan a que no es oro todo lo que reluce. Dado el cariz de esta operación, la balanza se inclina por la segunda opción, pero todo esto son suposiciones puesto que ninguna aporta cifras de los réditos de su actividad allende los mares.

Pese a los rumores positivos, no hay cifras que confirmen el éxito de Wallapop o Letgo en Estados UnidosNovobrief, y a través de los datos de descarga de las apps en Estados Unidos, daba una idea aproximada de lo que estaba sucediendo. Letgo, un poco por encima de Wallapop, se situaba al nivel de OffeUp, por lo que hemos de suponer que su actividad en aquel país iba bien. Por lo tanto, la fusión con clon y rival supone todo un éxito enfocado a conquistar de forma definitiva el mercado más potente para los *marketplace* y **posicionarse como un digno rival** ante todos los nativos dedicados a la venta de productos de segunda mano.

Y en mitad de esta operación, Wallapop sigue enfrentándose a su tremendo éxito en España e **intentando monetizar su actividad**; algo bastante complicado dada la estructura de la empresa. La obsesión por este tema, así como la tendencia de este tipo de empresas a venderse al mejor postor no nos había hecho pensar en que quizá Wallapop tenía pensado fusionarse. Como siempre, nunca dejan de sorprender.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.