El pasado 27 de mayo, Amber Heard pidió una orden de restricción contra su esposo Johnny Depp acusándolo de repetidas agresiones, y a principios de esa semana también había solicitado el divorcio. En TMZ reportaron que Heard apareció en la corte con moretones en la cara alegando que Depp la agredió físicamente. La pareja contrajo matrimonio apenas en 2015, y aunque el actor no ha respondido públicamente a las acusaciones, envió un comunicado sobre su divorcio y que espera que se resuelva rápidamente. Eso es todo lo que sabemos es un hecho. Si las acusaciones son falsas o ciertas quedará a ser determinado por las autoridades, y nadie más que la pareja puede conocer la intimidad de su relación.

Pero, como Internet es tierra de amantes de las conspiraciones, gente con mucha imaginación, y especuladores de oficio, todo el mundo tiene una versión de lo qué pasó. **El problema está en que sin saber de lo qué se habla, se pone en peligro a otras personas**, la millones de victimas de violencia de género en todo el mundo.

## TeamJohnnyDepp

Johnny Depp es una estrella internacional con millones de fanáticos en todo el mundo. En Twitter, las hordas de admiradores han creado el hashtag #TeamJohnnyDepp para mostrar su apoyo al actor, y en demasiados y lamentables casos, para acusar e insultar por mil y un razones a su esposa de mentir, de querer solo dinero, y por supuesto, de ser una perra.

**Caer en el juego de chismes sobre la pareja de Hollywood en realidad podría llegar a costarle la vida a alguien**, principalmente porque acusar a Heard de decir mentiras es potenciar la mayor arma que tienen quienes abusan de mujeres todos los días. **El silencio de millones de victimas de violencia de género no es un chiste**, no es un juego, ni cabe en un simple hashtag o 140 caracteres.

Cuando un caso tan público como este comienza a dominar la conversación por muchos días, es cuando vemos como la sociedad trata a las mujeres. Dejando a un lado los problemas de Depp y Heard de los que nadie puede decir que sepa absolutamente nada, la realidad es que simplemente denunciar es un arma de doble filo. Una mujer que sufre de abuso en casa y mira como miles de personas acusan a otra mujer de mentir y buscar atención sin siquiera conocerle simplemente porque denunció a su marido, no se va a sentir segura. Este tipo de cosas perpetúan la abstención y evita que las victimas denuncien y que puedan confiar en la justicia.

## La falsedad de las denuncias falsas

**La falsa creencia de que en la mayoría de los casos las mujeres hacen denuncias falsas, perjudica a las verdaderas víctimas**. Esas mujeres que se lo piensan no una ni dos veces, sino toda una vida, para denunciar a sus agresores por miedo a represalias, a que las acusen de mentir, o a que la situación termine yendo totalmente en su contra.

Por dar el ejemplo de España, entre 2009 y 2015 se realizaron más de 800 mil denuncias por violencia de género. **Las denuncias falsas por malos tratos supusieron apenas el 0.01% del total**.

Una adolescente de 16 años fue violada en Brasil por al menos 30 hombres, en las redes sociales recibe amenazas y la acusan de mentirosa. Hasta la policía la trata como si la culpa fuese suya.

Mientras tanto, en Twitter, el hashtag #TeamJohnnyDepp se llena de frases como «Obviamente ella está mintiendo», «Amber es una cazafortunas», «Obviamente ella está en drogas», «Se puede pudrir en el infierno, estúpida mentirosa». El punto es que «ella» no es Amber Heard, es casi siempre, cualquier mujer que haga una denuncia.

¿Es tan difícil entender por qué las mujeres no reportan el abuso?

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.