No sé muy bien por qué, imagino que por cuestión de cifras, la industria del videojuego parecía haberse olvidado de ese subgénero dentro de las aventuras que tantas buenas horas nos ha dado. Hablo del, permitidme el nombre inventado, género de las aventuras plataformeras para todos los públicos protagonizadas por carismáticas ‘mascotas’.

Hablo de los Banjo & Kazooie, del antiguo Spyro, de Crash Bandicoot, de Conker, de Jak & Daxter o de los todavía vigentes Donkey Kong o Mario. Y, claro, Ratchet & Clank entra dentro de ese espectro. Nunca ha sido una IP destacada sobre el resto de sus coetáneas pero cumplía a rajatabla lo de ser una aventura de tintes familiares, con mucho humor y muy disfrutable en lo jugable.

Antiguos miembros de Rare apostaron hace poco por esto mismo en Kickstarter, triunfando con su Yooka-Laylee, del que deberíamos saber más dentro de no demasiado tiempo, pero parecía la excepción que confirmaba la regla: las “mascotas” en el mundo del videojuego habían pasado a mejor vida. Por eso el anuncio del retorno de Ratchet & Clank con tanta fuerza sorprendió a muchos, entre los que me incluyo.

Cuando Insomniac Games, creadores de las aventuras del lombax el pequeño robot, pasaron a crear proyectos como la franquicia Resistance, Fuse o Sunset Overdrive, muchos nos olvidamos de ver el retorno de su IP más mítica. Pero nada más lejos de la realidad, Ratchet & Clank vuelven a estar entre nosotros de la mano de un remake con todas letras y una película de animación. La broma, acuñada y explotada por ellos mismos, de estar ante un videojuego basado en una película basada en un videojuego es muy cierta.

Pese a ciertas ausencias, el trabajo de puesta al día es impecable

Es cierto que, quitándonos de encima lo incómodo, esta puesta al día se ha dejado un par de planetas y alguna que otra actividad secundaria por el camino pero, por el contrario, ofrece un aspecto técnico espectacular (de lo mejor que encontraréis esta generación) rozando el nivel de cualquier película de animación de los últimos años. En lo jugable, además, sigue siendo tan o más divertido de lo que lo recordábamos y el humor y la caracterización de los personajes, quizá lo que peor podía envejecer con el tiempo, siguen siendo entrañables y muy bien afinados.

Así, Insomniac Games ha dado una clase magistral de cómo desarrollar un remake y cómo revivir un género marchito al mismo tiempo. Y, por ahora, el apoyo de crítica y público deja claro que, por nostalgia o por puro mérito, las aventuras protagonizadas por carismáticas mascotas siguen teniendo su hueco. Ayuda, claro, la sorprendente y elogiable decisión de colocar el videojuego en el escalón de los 35-40$. Si me preguntáis a mí, no hay nada que falte o sobre para convertir Ratchet & Clank en un producto más “barato” que, por hablar de títulos recientes, Quantum Break o Dark Souls III. Sea como fuere, el debate de ese prácticamente inexplorado rango de precios, entre los 25$ de un gran indie o título menor y los 60$ de una superproducción, es harina de otro costal.

Y por qué si el juego funciona a nivel de ventas y de crítica, destacando entre lo mejor del catálogo de PlayStation 4, hemos tardado tanto en volver a encontrarnos con otra aventura plataformera con una carismática mascota como protagonista es todo un misterio. Parece que igual que haya ocurrido con subgéneros como los videojuegos de tenis o skate, estamos en un terreno que dejó de ser rentable y dar los frutos esperados a las compañías que hay detrás. Quizá el éxodo de jugadores casual a plataformas móviles y la predominancia de los mundos abiertos y los FPS han opacado lo que, en su día, supuso una gran parte del mercado.

¿Será Ratchet & Clank el primero de un resurgir del género?

Ahora, a falta de poco más de un mes para el E3 han renacido los rumores de un nuevo Crash Bandicoot, uno de los referentes en este tipo de videojuegos que comentamos. Ya son muchos años llenos de especulación (las camisetas de Shawn Layden, presidente de Sony Computer Entertainment America no ayudan) pero que los derechos de la franquicia pertenezcan a Activision nos ponen difícil el imaginarnos a los mandos de Crash de nuevo.

Habrá que ver cómo se desarrollan los próximos meses en la industra y qué tal funcionan experimentos como el Yooka-Laylee de los ex-Rare para poder pensar en un futuro con más aventuras plataformeras más allá de los clásicas y siempre excelentes aventuras de Mario de la mano de Nintendo. Hasta entonces, y más allá de las consolas de Nintendo, Ratchet & Clank es una forma inmejorable de retomar o contactar por primera vez con este género.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.