La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia mexicana negó el amparo que presentó la organización por los derechos digitales R3D contra los artículos 189 y 190 de la Ley de Telecomunicaciones y Radiodifusión, los cuales permiten la recolección y almacenamiento masivo de metadatos de los usuarios de operadores móviles.

Los datos de los usuarios que se almacenarán son el origen y destino de las comunicaciones así como su duración, fecha, hora y localización geográfica. **De acuerdo con los artículos de la ley, los particulares pueden almacenar datos de sus clientes hasta por dos años.**Las autoridades pueden solicitar datos en tiempo real sin necesidad de una orden judicial, además no están obligadas a rendir cuentas en cómo fueron usados estos datos.

Pese a que la R3D presentó el antecedente del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el cual invalidó en 2014 una medida similar por considerarla incompatible con los derechos humanos, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia negó el amparo para protección de datos personales y privacidad. Para Luis Fernando García, director de R3D esto significa "un precedente que se aleja de los estándares internacionales", como comentó en entrevista telefónica para **Hipertextual.**

García también comenta que en la Ley "no dice con precisión que autoridades pueden acceder a los datos y bajo qué circunstancias" ni qué medidas se toman para "salvaguardar los datos personales." La sentencia completa se dará a conocer en algunas semanas, mientras tanto se sabe que para acceder al registro histórico de los metadatos será necesaria una orden judicial, **contradictoriamente no será necesaria para acceder a los datos en tiempo real.**

García comentó que "en México no hay recursos al que podamos acudir"
y que R3D planea demandar al Estado mexicano ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.