La saga Misión Imposible es una de las más populares de la industria del cine. Durante los más de 20 años que lleva en escena, las películas protagonizadas por Tom Cruise **han cosechado el suficiente éxito como para continuar sobreviviendo a la vorágine cinematográfica** y, como no, recolectar a fans de nuevas generaciones. Por no hablar de las buenas recaudaciones en taquilla o de las nominaciones a premios que ha recibido con el paso de los años. Si te gusta la acción has tenido que ver alguna. Y si no es así, ahora tendrás la oportunidad de ver la saga al completo con Movistar+.

Una de las claves que han conseguido que estos títulos sean reconocidos por todos han sido siempre **los efectos especiales y las sorprendentes escenas de acción**. Desde caminar sobre aviones hasta volar sobre las paredes de la montaña. Todas y cada una de las entregas de la saga han dejado varios momentos espectaculares en los que muy pocos podían imaginar que eso fuera real. Los siguientes son, probablemente, los más sorprendentes que hemos podido presenciar a lo largo de estos años.

En esta increíble escena (incluida en la segunda entrega de la película), **Tom Cruise trata de ascender a lo largo de una montaña** durante sus vacaciones. En su camino, realiza movimientos realmente sorprendentes —como quedar colgado a miles de metros de altura de un solo brazo o impulsarse inversamente hacia detrás—. Mítico.

En la más reciente entrega de la saga, Rogue Nation, Tom Cruise vuelve a protagonizar una de las escenas más impactantes. Se trata de ese momento en el que **camina sobre las alas de un Airbus A-400M** (avión militar) y queda agarrado a una puerta que no se abre mientras este coge la velocidad necesaria para despegar de la superficie. Y todo ello, con una tranquilidad asombrosa.

En la primera entrega de Misión Imposible (la original, de 1996), Tom Cruise y compañía vuelven a protagonizar **una de las escenas más tremendas de la saga**. Los movimientos realizados sobre un tren que viaja a toda velocidad y, sobre todo, las maniobras que realizan posteriormente sobre el helicóptero resultan tan inverosímiles como increíbles.

En Protocolo Fantasma, Tom Cruise vuelve a hacer de las suyas con unos movimientos realmente sorprendentes. Mientras escala el Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo, debe regresar a su interior, y **la única forma de hacerlo es mediante una ventana abierta situada a una distancia considerable**. En ese momento coge impulso y se lanza al vacío con la intención de entrar por ese minúsculo hueco. Ni que decir tiene que ¡lo consigue!

La última de estas sorprendentes e inverosímiles escenas tiene lugar en Protocolo Fantasma. En ella, **los agentes tratan de infiltrarse en una de las salas secretas, protegida y supervisada por un agente especializado**. Para ello utilizan una serie de proyectores y capaces de emular las superficies que se encuentra tras ellos, ocultándose así ante la fija mirada del vigilante de seguridad.

Todos estos momentos y muchos más estarán disponibles a partir de mañana 29 de mayo en Movistar+ gracias a la incorporación de todas las películas de la saga Misión Imposible al catálogo que ofrece la plataforma.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.