Mientras el gobierno mexicano parecía dar pequeños pasos hacia la despenalización de la marihuana, otro debate mucho más radical estaba surgiendo en el complejo mundo de las drogas: la legalización de la amapola.

Por amapola nos referimos a la planta del opio (Papaver somniferum), la cual es la materia prima de la morfina y la heroína, entre otros. Por un lado sus derivados son potentes analgésicos que sirven al tratamiento de enfermedades crónicas o terminales, y por el otro es una adictiva droga que ha enganchado a 9.2 millones de personas en el mundo.

México es el tercer productor más grande de heroína.De esta, entre el 60 y el 40 por ciento de la amapola se produce en el estado de Guerrero, del área conocida como el pentágono de la amapola. Esta zona es disputada por diez cárteles de la droga, haciendo de este un lugar altamente violento.

También es una zona extremadamente pobre y accidentada geográficamente. El cultivo de la amapola y la recolección del látex que guarda su fruto es una de las actividades más lucrativas para los habitantes de la zona. De acuerdo con Vice News, el kilogramo de goma puede llegar a costar entre 1000 y 1500 dólares, sin descontar la inversión inicial. Además de que el ciclo de desarrollo de la amapola hasta su edad madura tarda tres meses, por ello, si las condiciones lo permiten, se pueden hacer tres cosechas al año... siempre y cuando el ejército no destruya los cultivos.

Este año los campesinos cerraron -con la posible presión de narcotraficantes- la carretera principal que comunica el estado con la capital del país pidiendo que el ejército deje de fumigar los campos de amapola. Inesperadamente, incluso el gobernador del estado de Guerrero, Héctor Astudillo, ha abogado por la causa. Pidió que se hiciera un programa piloto en su estado para la legalización y el control del cultivo de la amapola para uso medicinal. El gobernador del estado colindante de Morelos, Graco Ramírez, se ha unido a la consigna.

nositomo via Compfight cc

La goma de la amapola tiene una gran concentración de alcaloides y algunos de sus derivados son cotidianamente usados en la industria farmacéutica, por ejemplo la pentazocina, buprenorfina, metadona, codeina y la morfina.

El control de las drogas está suscrito a organismos internacionales, como lo es la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes, la cual forma parte del Sistema Internacional de Control de Drogas. La Junta se encarga de que los países miembros garanticen que la producción, importación, distribución, comercio, uso y posesión de drogas esté controlado y sea únicamente usado para fines científicos y médicos. Si México quisiera legalizar la amapola, primero tendría que comprobar que hay una demanda insatisfecha de los derivados del opio en el sistema de salud nacional.

La distribución desigual de los derivados del opio con fines médicos es una realidad mundial. El 90 por ciento de los opiáceos legales se usa en Estados Unidos, Nueva Zelanda, Australia, Canadá y algunos países europeos mientras el 83 por ciento de la población no tiene acceso a ellos.

Pese a que México es uno de los principales productores de amapola, pocos de sus derivados médicos llegan a los hospitales. En el año 2000 el promedio mundial per cápita de morfina legal era de 6 miligramos, pero en México era de .01 miligramos. La JIFE considera que México tiene un desabasto de morfina debido a la complejidad de los procesos legales y administrativos para surtirse de ella y por la resistencia de la comunidad médica para usarla en tratamientos por miedo a los efectos secundarios. En cambio, México surte el 42 por ciento de la heroína que se consume en las calles de Estados Unidos.

Regularizar el mercado significaría tener control sobre él o al menos información del tráfico del opio. Sin embargo, como señala el especialista Saúl López Noriega, lo que sabemos, lo sabemos gracias a pesquisas periodísticas. ¿Es posible que México garantice el control y la infraestructura para regularizar la industria de la amapola cuando la zona de Guerrero, líder en su producción, es conocida como el África de México por su extrema pobreza y la carencia de servicios, comunicaciones, derechos y gobierno?