Actualización: Opera confirma a Hipertextual que no guardan registro de lo que ocurre en sus VPN, una consideración de máxima importancia por motivos de seguridad y privacidad.

Opera ha actualizado su navegador de escritorio con una opción más que interesante: servicios de VPN propios. VPN, o redes privadas virtuales, permite trasmitir tu navegación web a través de un servidor remoto. Asegurando menos seguimiento, más anonimato y más seguridad a la hora de navegar, especialmente desde redes Wi-Fi públicas.

opera vpn 1

La mayoría de empresas utilizan estos servicios para sus empleados, y canalizar todas las conexiones con Internet —no solo el navegador— a través de servidores seguros propios. Muchos usuarios más avanzados también lo hacen a nivel del navegador gracias a plugins, o a través del sistema operativo.

La inclusión de un VPN gratuito e incorporado en el propio navegador podría dar a Opera una interesante ventaja en el mercado de navegadores, donde tiene una cuota de mercado muy baja comparada con Safari, Chrome, Firefox o Internet Explorer.

De momento solo está disponible en la versión para desarrolladores del propio navegador noruego (Linux, OS X y Windows), pero llegará a la versión final en breve. Para activarlo debemos pinchar en el icono de ‘VPN’ en la barra de direcciones, o ir a preferencias. Ahí podremos elegir a través de donde canalizar nuestro tráfico entre las tres opciones que nos ofrece Opera, situadas en Canadá, Estados Unidos y Noruega.

👇 Más en Hipertextual