A finales de 2013, la Unión Europea lanzaba los dos proyectos de investigación más ambiciosos del viejo continente. Centrados en el estudio del cerebro y en las aplicaciones del grafeno, ambas iniciativas estaban dotadas de más de mil millones de euros. El Human Brain Project y el Graphene Flagship son los estandartes del programa marco Horizon 2020, que tienen como objetivo convertir a la UE en la locomotora científica en neurociencia y nuevos materiales.

Los resultados de los dos proyectos no han sido todavía revelados. El motivo es que la investigación, que se prolongará durante una década, sigue todavía su curso. Y a medida que los científicos siguen trabajando en neurociencia y nuevos materiales, se lanzan nuevas iniciativas para impulsar su estudio. La última, que une grafeno y salud, tiene como objetivo impulsar tecnologías biomédicas basadas en materiales 2D. El objetivo de este nuevo proyecto, coordinado por el Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2) y la Universidad de Manchester, pionera en grafeno, es desarrollar implantes inteligentes que puedan ser usados como terapias en neurología, oftalmología o cirugía.

grafeno
Científicos del ICN2 y de la Universidad de Manchester han presentado hoy el proyecto científico en Barcelona.

El protagonismo del instituto de investigación barcelonés en esta temática no es nuevo. El ICN2 ya presentó durante el pasado Mobile World Congress unos sensores de grafeno que podrían mejorar el estudio del sueño o de la epilepsia. Con el inicio de este nuevo proyecto científico, incluido dentro del Graphene Flagship en el que participan 150 miembros de 20 países diferentes, se amplían los paquetes de trabajo de esta iniciativa de I+D+i en nuevos materiales. Y es que el mayor proyecto de investigación europeo en grafeno ya contaba con otras quince áreas científicas y tecnológicas asociadas con investigación básica, materiales, salud y medio ambiente, energía, sensores, electrónica flexible o espintrónica.

El objetivo del mayor estudio sobre grafeno y tecnologías biomédicas es explorar nuevos implantes con capacidad terapéutica, para que puedan ser colocados en la retina o la corteza cerebral, y en dispositivos que sean aplicados en el sistema nervioso periférico. La finalidad no es solo poder registrar y medir la actividad neuronal, sino impulsar terapias de estimulación para ser probadas en modelos de enfermedad de Parkinson, ceguera y epilepsia. La investigación presentada hoy será coordinada por el profesor ICREA Jose Antonio Garrido, del Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología, y el científico Kostas Kostarelos, de la Universidad de Manchester (Reino Unido).