Parecía que Bungie se había tomado un ligero descanso a la hora de seguir añadiendo nuevo contenido a Destiny de forma periódica pero mañana toca recibir la gran actualización de abril, la más llena de novedades desde el lanzamiento de la gran expansión El Rey de los Poseídos. En su nuevo vídeo oficial hacen un rápido repaso por muchos de los cambios y añadidos que llegarán mañana.

El principal cambio es el lavado de cara que sufrirá la Prisión de los Ancianos, convirtiéndolo en el modo end-game a jugar si lo que queremos es alcanzar el nuevo nivel de luz máximo, de 335. Ahora incluirá dos nuevas dificultades, cuatro nuevos jefes y nuevos modificadores, prometiendo un total de 16 encuentros únicos según las variaciones. Cada semana, reiniciándose los martes, veremos uno nuevo con lo que pasarán cuatro meses hasta que los disfrutemos todos.

El grueso de las novedades se centra en el PvE pero también habrá cambios en el PvE

También llega un nuevo Asalto relacionado con el legado de Oryx y el ‘reacondicionamiento’ de otros para dotarlos de la estética llegada con El Rey de los Poseídos. Por si fuera poco, la dificultad general va a aumentarse en prácticamente todas las parcelas del juego. Y, claro, también mejorarán las recompensas: además de todo el equipamiento con el nuevo nivel máximo de luz, la actualización incluirá cinco conjuntos de armadura nuevos, objetos que permitirán personalizar todavía más los colores y shaders de nuestro equipamiento y la puesta al día de muchos de los objetos exóticos del primer año, algo que muchos habían pedido.

En el grupo de cambios menores están los nuevos emotes (sí, hay nuevos bailes), la mayor personalización del HUD o múltiples cambios de equilibrado al aspecto PvP del juego.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.