Francis George Hotz, más conocido como “geohot” tiene un impresionante currículum a sus 26 años: ser la primera persona en desbloquear el iPhone para utilizar cualquier operadora de red compatible, y ser la primera persona en romper la seguridad de la PlayStation 3 de Sony a través de ingeniería inversa. Un dispositivo del que acabó publicando sus claves privadas, recibiendo una demanda judicial por parte de la compañía nipona.

A pesar de una mochila de tal calibre, Hotz continuó su carrera profesional en Facebook y Google en diversos cargos relativos a la seguridad de infraestructuras y software. Tras dejar Google atrás empezó a [modificar su propio vehículo, un Acura ILX 2016, para convertirlo en autónomo](http://hipertextual.com/2015/12/george-hotz-coche-autonomo).

Sus esfuerzos se han convertido [en una empresa, comma.ai](http://comma.ai/). Y ya ha atraído más que la curiosidad de inversores, [recibiendo 3,1 millones de dólares en su primera ronda de financiación](http://recode.net/2016/04/03/a16z-led-a-3-1-million-round-in-aftermarket-autonomous-car-company-comma-ai/). Comma.ai tiene un plan de negocio simple: vender un kit que convierta casi cualquier coche fabricado de 2012 en adelante en un vehículo semi-autónomo, como los Tesla actuales. Es decir, ser capaz de aparcar solo y mantener una conducción sin necesidad de piloto en autopista.

El software Comma.ai de George Hotz. Bloomberg Business.

El requisito mínimo absoluto para que un coche pueda ser mejorado con los sistemas de Comma.ai, es que el coche tenga dirección asistida electrónica y sistemas de frenos automático. Hotz afirma que intentarán trabajar con los fabricantes para que establezcan interfaces de software para que su software pueda adaptarse a ellos. Si no lo hacen, lo harán de la forma que “Geohot” hace mejor, hackeando el sistema.

Es posible que el software de Comma.ai nunca llegue a una cantidad de modelos. Pero también es posible que se convierta en la piedra angular de los coches del futuro, siendo el sistema operativo estándar para muchos fabricantes de vehículos. George es más que optimista. Cree que su software es superior al que incorpora Tesla en sus vehículos, pero admira a Elon Musk porque, aunque no cree que su software sea de gran calidad, sí respeta que hayan puesto sus productos en el mercado de forma exitosa.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.