Los vehículos eléctricos ya no son vistos por los fabricantes de coches como una novedad, son un requisito. En la actualidad no existe presentación de un modelo revolucionario que no sea eléctrico o híbrido y es que en poco más de 5 años hemos pasado de pensar que el futuro era el coche eléctrico a que ya no sea llamativo. Y esto sobretodo sucede en presentaciones de prototipos: un prototipo ahora debe ser eléctrico y si no, es porque el fabricante está anticuado.

LeTV, un fabricante chino especializado en el sector de la telefonía móvil y la televisión online, ha presentado una nueva berlina claramente inspirada en el Tesla Model S que lo más importante que tiene no es que sea eléctrico, es que será autónomo. Y es que el coche eléctrico no interesa a los fabricantes si no va acompañado de un paquete de tecnología muy avanzado, en este caso la conducción autónoma. Y más importante, comienzan a aflorar muchos fabricantes que prometen hacer coches eléctricos, autónomos y de calidad.

En pocos días conoceremos más del LeEco LeSee.

Lo que ha hecho este fabricante es enseñar una carrocería, que será profundamente reformada (parrilla, espejos retrovisores y la altura libre al suelo) si quiere llegar a producción algún día, acoplada a un motor eléctrico y a un sistema de conducción autónoma. No han ofrecido datos, solo fotos y una maqueta a escala real por lo que no podemos opinar ya que ni fechas ni opciones han ofrecido. Pero es que no es tan importante como parece. Podremos verlo y tocarlo en menos de una semana, pero hasta entonces no podemos valorar mucho más del vehículo.

Coche eléctrico
LeEco LeSSee

El LeEco LeSSee destaca, según sus responsables, porque han comprendido que un coche autónomo no tiene que cambiar el exterior del coche al añadirle tantos sistemas, es el interior debe adaptarse a prescindir de la figura del conductor. Los pasajeros podrán crear atmósferas personalizadas para poder realizar diferentes actividades sin que se moleste al resto de los ocupantes. Además, el volante se podrá esconder para no molestar mucho porque en el fondo, si el sistema autónomo es bueno: ¿para qué queremos un volante? Como ves lo menos importante es que sea eléctrico. ¿Te imaginas hace 15 años diciendo a un fabricante que su nuevo coche tiene un motor gasolina como una característica destacada? No, pues con el coche eléctrico sucede algo parecido.

Es más que común que en las presentaciones de los coches que deberíamos ver en los próximos años no quepa duda de que serán eléctricos y por ello no es algo que los fabricantes destaquen en este tipo de eventos. El coche eléctrico es presente y no futuro porque están trabajando en muchos casos con la segunda generación de estos vehículos, tan solo falta que los grandes presenten vehículos eléctricos con más de 300 kilómetros de autonomía real, solo en este anuncio será importante el coche eléctrico por sí solo.

Lo más interesante de todo esto es que el coche eléctrico acabará triunfando sí o sí en todo el mundo, será gradual y más lento de lo esperado, pero nos acordaremos de aquellos maravillosos años cuando pensemos en el coche de gasolina en menos de 10 años.