Pese a ser un medio más joven, hoy por hoy ya se pueden encontrar decenas de videojuegos que adaptan o se inspiran en novelas, igual que ocurre con las películas o los cómics. Con motivo de la celebración del Día del Libro hemos realizado una recopilación de algunos de los mejores y más destacados videojuegos basados en libros. Allá vamos.

Dante’s Inferno

Sin duda, la obra literaria de más importancia cultural e histórica de toda la lista. Y, también, uno de los juegos más flojos y mejorables. Pese a ello, fue valiente y digno de aplauso el intento de Electronic Arts por adaptar un texto tan denso a un género como el del hack n’ slash. La obra de Dante Alighieri sigue siendo punto cultural de referencia pero, en cuanto al juego, es terreno exclusivo para los aficionados acérrimos del género al no haber envejecido demasiado bien.

Metro 2033

Uno de los claros exponentes de la actual corriente centrada en la distopía. Con un tono mucho más oscuro y adulto, alejándose del enfoque de obras exitosas como Los Juegos del Hambre o El Corredor del Laberinto, Dmitri Glujovski nos cuenta en 'Metro 2033' y 'Metro 2034' la historia de Artyom, adaptada de forma sobresaliente a los videojuegos por el disuelto estudio de 4A Games.

S.T.A.L.K.E.R

Este tiene chicha: el estudio GSC Game World (del que salieron muchos de los desarrolladores que luego crearían la saga Metro) se basó en el libro 'Pícnic Extraterrestre' para desarrollar los juegos pertenecientes a una franquicia que, a su vez, tomó referencias de la película del mismo nombre dirigida por Andréi Tarkovski. Es una pena que estos más que notables FPS no recibieran más atención en su momento.

80 Days

El estudio independiente inkle adaptó el clásico de Verne ‘La vuelta al mundo en ochenta días’ en uno de los mejores juegos que se puede disfrutar hoy en día en un smartphone o tablet. 80 Days es una suerte de mezcla entre los clásicos libros de ‘Elige tu aventura’ y las aventuras gráficas. Todo ello con un diseño artístico pulcro y llamativo. No un juego para todos pero sí una experiencia excelente.

The Incredible Adventures of Van Helsing

Aunque lejanamente, esta saga de A-RPG bebe de la novela 'Drácula' de Bram Stoker. Ahí encontramos la primera representación del doctor Abraham van Helsing que luego interpretaría, virando enormemente hacia la acción y convirtiéndolo en un cazador de bestias, Hugh Jackman. Así, el juego bebe más de lo visto en la pantalla grande que en los libros pero el universo y el folclore que encontramos sale, en gran parte, de las letras de ‘Drácula’.

The Witcher

La saga que concluyó con el que es uno de los mejores RPG de todos los tiempos debe mucho de su valor a la obra de fantasía oscura de Andrejw Sapkowski. Tanto la saga literaria como los videojuegos, a cargo de los polacos de CD Projekt Red, son de lo mejor en su género y todo un ejemplo de cómo se debería trabajar a la hora de adaptar un personaje o universo al mundo del videojuego.

Tom Clancy's Rainbow Six

En apariencia, un juego de acción más. Pero tanto Rainbow Six como Ghost Recon, Splinter Cell o The Division beben del universo literario desarrollado por Tom Clancy. Cierto es que, cada vez más, se toma prestado poco más que el título y las semejanzas son cada vez menores pero, sea como fuere, muchas de las mejores franquicias de acción salidas de los equipos de desarrollo de Ubisoft nacieron gracias al trabajo del escritor de Baltimore.

Parasite Eve

Uno de los juegos más raros y peculiares de los desarrollados por Squaresoft. De hecho, hablamos de un caso especial porque este RPG centrado en el terror bioquímico (demasiado denso para muchos) terminó funcionando a modo de secuela de la obra de Hideaka Sena.

Spec Ops: The Line

Igual que el gran film ‘Apocalypse Now’, el juego de Yager Development se inspira directamente en ‘El corazón de las tinieblas', novela escrita por Joshep Conrad en 1899. Igual que hiciera la película, el videojuego adaptó algunos de los hechos y personajes a un conflicto bélico moderno, en lugar de viajar al Congo de finales del siglo XIX.

Dynasty Warriors

Esta saga, hoy por hoy en horas bajas, se basa en una de las novelas más importantes de la historia de China. En ‘El romance de los Tres Reinos’ se narra la caída del Imperio Han mediante la mezcla de mitología y hechos reales. Todo ello sirvió de trasfondo para muchos de los primeros Dynasty Warriors, pertenecientes al prolífico género del musou.

Por supuesto, son muchos más los videojuegos que se basan o inspiran en obras literarias. Desde las aventuras gráficas de Sherlock Holmes o el American McGee's Alice hasta clásicos como Farenheit 451 o Dune pasando por grandes juegos recientes como Bloodborne, lleno de referencias a la obra de H.P Lovecraft.