Esta es la tercer recurso presentado con el objetivo de que Apple colabore con el FBI a pesar de ir en contra de las pretensiones de Apple por la salvaguarda de la privacidad y seguridad de sus clientes.

"El gobierno y la nación necesitan saber qué hay en el teléfono del terrorista, y el gobierno necesita la asistencia de Apple para lograrlo," argumenta la moción. "La retórica empleada por Apple no solo es falsa, también es corrosiva para las instituciones que pueden preservar mejor nuestra libertad y derechos."

El FBI pidió tres cosas muy concretas para acceder a los datos del iPhone:

  • Que los datos no se "autodestruyan" tras varios intentos fallidos.
  • Que se elimine el tiempo de espera entre intento e intento de averiguar la contraseña.
  • Que los intentos de contraseña puedan ser introducidos de forma electrónica para no tener a un agente del FBI que esté semanas metiendo códigos a mano.

"Si no tuviésemos el limite de tiempo e intentos, con nuestro poder computacional averiguaríamos la contraseña en 26 minutos." dijo James Coney, director del FBI el pasado 1 de marzo en el Congreso.

"El FBI no conoce forma alguna de hacer que un iPhone al que no se le ha introducido una contraseña pueda realizar un backup en iCloud." Subraya el recurso de los fiscales.

Actualización (11 de marzo de 2016)

Apple ha respondido a este último recurso presentado por el FBI con algunas declaraciones que no han gustado en el DoJ, que inmediatamente parece que se han puesto a la defensiva diciendo que, en esencia, la postura de Apple y su incumplimiento de las peticiones del gobierno son una bofetada en la cara a los valores estadounidenses:

"La retórica de Apple no sólo es falsa, también es corrosiva para las mismas instituciones que mejor son capaces de salvaguardar nuestra libertad y nuestros derechos"- Comunicado del DoJ.

En la misma líena, Bruce Sewell, encargado de los asuntos legales de la compañía, replico el comunicado del DoJ mostrando su incredulidad -y de Apple- por el tono y el mensaje que trascendía de estas declaraciones:

"En 30 años de práctica, no creo que haya visto un escrito legal con mayor intención de manchar al otro lado con falsas acusaciones e insinuaciones, y que menos se haya centrado en el asunto real del caso. - Bruce Sewell.

Como vemos, el asunto entre Apple, el FBI y el DoJ no tiene vistos de acabar a corto plazo.