La divertida franquicia de Kun Fu Panda regresa a la pantalla grande con una tercera entrega hilarante, preciosa visualmente, aunque con menos peso en su historia que las anteriores cintas.DreamWorks ha construido a lo largo de estos años, y luego de lanzar su primera cinta en 2008, una franquicia adorada, ingeniosa y muy divertida. Si bien la primera cinta nos atrapó por su humor fresco, por su historia, por sus personajes entrañables; la segunda entrega siguió el mismo camino y se superó en cuanto a la calidad de su animación; esta tercera entrega sigue la escuela de sus predecesoras, no se encontrará un tropiezo en toda la cinta, sin embargo, la historia sí es su lado más flaco en comparación con las anteriores.

Y es que vemos a Po en una encrucijada más; este adorable panda tiene que conocer su verdadera identidad para poder ser él mismo con todo su potencial. Los Cinco Furiosos y el maestro Shifu lo acompañarán, como siempre, pero ahora conoceremos a la familia directa de Po, a su padre en particular. Este personaje traerá una parte de la historia de lo más entrañable y divertida en la cinta.

Otra cosa es que conocemos a los maestros supremos de las artes marciales y cómo es que los enemigos más acérrimos suelen ser aquellos grandes amigos que toman distancia entre sí y su conflicto se vuelve irreconciliable. Así, podemos ver que Kai y el maestro Oogway se enfrentan luego de 500 años de espera y como el primero buscará adueñarse del Chi o la fuerza vital de todos los grandes maestros de la Tierra.

En medio de este peligro, Po encuentra a su padre y conoce sus orígenes. En el trascurso de esta historia encontraremos gran diversión, un humor, como es costumbre, fresco, irreverente para las cosas serias pero muy ligero y apto para los chicos como para los adultos.

Los nuevos personajes de la película son entrañablesKun Fu Panda 3, como sus predecesoras, está realizada con una gran calidad de animación. Visualmente, esta tercera entrega es preciosa, preciosa en verdad. Combina distintos estilos de animación desde que se apagan las luces del cine y no dejará de sorprendernos con esto. La riqueza en las texturas, el colorido, los fondos son aspectos de las películas que realmente asombran y la hacen muy disfrutable a la vista. Las escenas de acción son ágiles y también muy divertidas.

Por otro lado, los nuevos personajes también son entrañables, ¿a quién con un poco de alma no le gustan los pandas? Estas criaturas a blanco y negro revelan a Po su verdadera naturaleza y sus grandes diferencias con los demás seres con los que creció en la villa junto a su padre Mr. Ping. Con el conflicto entre los, ahora dos, padres de Po se crea un elemento muy divertido, aunque un poco obvio en partes, no menos bonito.

Por otro lado, la proeza más grande que debe sortear Po es conocer la técnica para el manejo del Chi, la cual domina su enemigo, Kai, para fines que no son nobles. Este nuevo villano nos recuerda las historias sobre los grandes maestros que se van por el camino obscuro al creer que los que no son tan poderosos como ellos son inferiores y no merecen respeto. En Kung Fu Panda 3 es uno de los conflictos centrales que dará la oportunidad a Po de convertirse en el Maestro que debe ser como parte de su proceso.

Bien vale la pena ver la cinta en su idioma original pues tiene excelente reparto en las voces. Recordemos que a Po le da voz Jack Black, y que también participan: Angelina Jolie, Dustin Hoffman, Jackie Chan, Lucy Liu, Seth Rogen, David Cross. En esta nueva cinta participa el gran Bryan Cranston, dando la voz a Li Shan, el padre biológico de Po, y también participa J. K. Simmons dando voz a Kai, el nuevo villano. Como fun fact podría agregar que cuatro de los pequeños Jolie-Pitt participan en las voces de los dulces panditas parientes de Po.

Otro elemento destacado, y no menos importante, es la música original a cargo del famosísimo Hanz Zimmer. Las demás canciones principales de corte bastante pop no suenan tan entrañables como la ya conocida «Kung Fu Fighting» que en Kun Fu Panda 3 la escuchamos en una nueva versión.

Conclusión

Kung Fu Panda 3 es una película bastante recomendable que se une a esta franquicia entrañable y divertida. Si bien con cada entrega la historia de Po, a.k.a. el Guerrero Dragón, se ha enriquecido y nos ha entregado películas de gran calidad, esta tercera entrega es más débil en la historia, no así en la calidad de la cinta o en su animación que por momentos deja sin aliento por su riqueza visual y la combinación de técnicas de animación. A pesar de esto, Kun Fu Panda 3, dirigida por Jennifer Yuh Nelson y Alessandro Carloni, es una verdadera opción en el cine; bonita, divertida, de humor ligero y con una gran calidad visual.

Pros

  • La animación
  • La historia de la familia biológica de Po
  • El humor

Contras

  • La historia es obvia en muchas partes
  • Algunos hechos son absurdos y no se explican

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.