En medio de la discusión sobre Apple, el FBI y la creación de puertas traseras en el sistema operativo del terminal, nos llega un recordatorio de que ni siquiera el propio sistema es 100% seguro. Se trata de fallo de seguridad de iMessage que deja la puerta abierta a que "cualquiera" (esto es, cualquiera con el nivel de conocimiento técnico suficiente) pueda descifrar mensajes, fotos y vídeos enviados mediante iMessage... siempre y cuando el terminal en cuestión a cuyos contenidos se quiere acceder todavía no haya sido actualizado a ninguna versión de iOS 9. Si todavía está en una versión de iOS 8 o anterior, es susceptible de ser afectado por este error de seguridad.

Dicho error ha sido descubierto por investigadores de la Universidad Johns Hopkins, quienes encontraron que podían descifrar los 64 dígitos que protegen cada archivo o mensaje escribiéndolos uno a uno, mientras el terminal les informaba de si era correcto o no. De todas formas, no es la primera vez que Apple se ve en problemas en torno a la seguridad de iMessage. Por parte del usuario, nos sirve como recordatorio de que las actualizaciones no son intrascendentes en la medida en que no nos interesan sus nuevas funciones, sino que también hay un vital componente de seguridad en cada una de ellas.