Donald Trump

Gage Skidmore (Flickr)

Horas después de los atentados de Bruselas se han sucedido numerosas muestras de solidaridad, condena de los atentados y apoyo a la nación belga. También han llegado los comentarios de quienes utilizan esta tragedia para sus intereses políticos. Por si no fuera poco, hay quien utiliza la sangre caliente de 34 ciudadanos para tratar de justificar sus deseos de prácticas que pisotean los derechos humanos. Se trata de Donald Trump, que al calor de lo sucedido en Bélgica ha aprovechado para hacer propaganda de su "discurso".

"Si soy elegido presidente, seremos muy duros, fuertes y estaremos atentos. No dejaremos que eso ocurra en nuestro país. Y si ocurre, encontraremos a los terroristas y los haremos sufrir mucho."

La última frase no es trivial. Trump ha asegurado que se mantiene firme en su propuesta de torturar a los terroristas detenidos mediante la asfixia para "poder extraer rápidamente toda la información que tengan". De hecho, ha afirmado que "si pudieran ampliarse las leyes, iría más allá de la asfixia".

También ha tenido palabras para las leyes migratorias, ya que él será "muy duro" con las fronteras y no permitirá que nadie entre sin la documentación en regla. "Excluiría a los que vienen de Siria sin documentación, que están en la frontera y tienen teléfonos móviles. Te preguntas quién les da esos teléfonos móviles", en referencia a los refugiados sirios.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.