Se llama DRU (Domino's Robotic Unit) y es una prueba piloto que ha decidido implementar Domino's Pizza en la ciudad de Wellington (Nueva Zelanda). ¿La idea? Que un robot completamente autónomo te entregue la pizza en casa.

Como asegura Domino's, es un proyecto que todavía se encuentra en una fase temprana, pero ya han mostrado en un vídeo cómo sería el proceso. Tiene una autonomía de unos 20 kilómetros (12,5 millas), un metro de altura y unos sensores para evitar los obstáculos en el camino.

Aunque como concepto está muy bien, se nos ocurren unos cuantos problemas a los que tendrá que enfrentarse. Básicamente: subir escaleras y defenderse ante posibles ladrones. En este último caso, no vemos que el bueno de DRU tenga las herramientas y la capacidad para evadir a los malhechores que quieran cena gratis.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.